‘Las 5 tierras volumen 1’, juego de tronos

La repercusión que la adaptación de HBO de ‘Juego de tronos‘ va a tener durante muchos años en la literatura, la televisión y, por supuesto, el cómic, es algo que proyectos como este ‘Las 5 tierras‘ que comienza a publicar Yermo no hace sino evidenciar de manera muy sonora: relato de fantasía heróica que recurre a la antropomorfización de sus personajes para aumentar si cabe la vertiente de fantasía —aunque aquí no sea tan evidente ese esfuerzo extra que cabía encontrar en ‘Blacksad‘ por atribuir a todas las especies animales cualidades derivadas de los arquetipos de comportamiento a ellas asociados—, esta epopeya de enorme calado que comienzan a construir aquí Lewelyn y Lereculey hunde sus zarpas de manera ostentosa en las formas de George R.R. Martin para construir un mundo en el que la regla a seguir por parte del lector, como ya pasara con los libros de ‘Canción de hielo y fuego‘ —o, por supuesto, con la serie de Benioff y Weiss—, es «no te encariñes de nadie».

Siguiendo esa máxima al pie de la letra, y por lo que podemos dar cuenta en los dos álbumes que se recogen aquí, Lewelyn —nombre que agrupa a tres guionistas, Andoryss, David Chauvel y Patrick Wong— no parece que vaya a tener mucha compasión con ninguna de sus creaciones, y eso es algo que es muy de agradecer y que, personalmente, consideré la mayor virtud, por encima de muchas otras muy notables, de lo que Martin puso en juego con ‘Canción de hielo y fuego’: al no depender del lastre de continuidad ni contar con personajes que, de morir, tendrán que volver a la vida tarde o temprano mediante alguna de las triquiñuelas que ya conocemos los que llevamos décadas leyendo cómics de DC o Marvel, el trío de guionistas hace pender una enorme espada de Damocles sobre los destinos de las cabezas más visibles de este choque de reinos, este incuestionable juego de tronos que se plantea aquí y que nos lleva a un imaginario y fascinante mundo dividido en cinco continentes en constante pugna por un poder huidizo y esquivo.

En el centro de dicho poder está el más pequeño de ellos, un Angleón que, presentado a través de su capital —que, de nuevo, no hace esfuerzos por huir de emular a Desembarco del Rey— se revuelve incómoda en su riqueza por la inminente muerte de su regente y la duda que plantea el sucesor elegido por éste. Intrigas palaciegas, traiciones a cascoporro, amores prohibidos y un giro asombroso en el final del primer álbum del integral son sólo algunos de los valores que encierra una serie que, para qué negarlo, pone toda la carne en el asador en lo que al dibujo de Lereculey se refiere: fastuoso, rico en detalles, espectacular en la construcción de escenarios y soberbio en la humanización de sus animales protagonistas, el trabajo del francés hace que puedan perdonarse las puntuales flaquezas del guión —no lo hemos dicho porque son pocas y nada molestas, pero las tiene— y que esperemos con cierta anticipación cualesquiera sean los derroteros por los que se vaya a mover ‘Las 5 tierras’ en los álbumes que queden por venir.

Las 5 tierras volumen 1

  • Autores: Lewelyn y Jérôme Lereculey
  • Editorial: Yermo Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 120 páginas
  • Precio: 26 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.