La relación entre Rictor y Estrella Rota premiada por la GLAAD. Los superheroes gays se van abriendo paso.

Rictor y Estrella Rota

Los Premios GLAAD, para los que no lo sepan, son unos galardones que otorga la Gay and Lesbian Alliance Against Defamation (Alianza Gay y Lésbica contra la difamación). El objetivo es premiar a aquellos medios de comunicación o empresas dedicas al entretenimiento que representan de manera justa y realista a la comunidad de gays y lesbianas, con fidelidad y sin difamar su imagen.

La relación sentimental entre Rictor y Estrella Rota le ha hecho ganar a Peter David este galardón. Y es que, como ya nos comentó Jaime Valero hace tiempo, Peter David ha hecho un gran trabajo analizando la psicología de los integrantes de ‘X-Factor’. Desde que tomó las riendas de la colección, la personalidad de los miembros del grupo y la relación entre ellos ha sido uno de los puntos que más han hecho destacar esta serie mutante. En 2005 Marvel se llevó otro premio GLAAD al mejor comic-book por la serie ‘Jóvenes Vengadores’.

Como es habitual en los cómics de Peter David, la naturaleza humana está por encima de la personalidad superheroica de los protagonistas. Si habéis leído el ‘Hulk’ de Peter recordareis esa escena de Hulk con zapatillas de andar por casa con forma de conejito rosa. Pues en la relación entre Rictor y Estrella Rota la naturalidad de los sentimientos humanos está presente de manera muy convincente, aunque Estrella Rota no sea un humano propiamente dicho.

Cabe destacar que Rob Liefeld ha hecho unas declaraciones donde afirma estar muy disgustado con la homosexualidad de Estrella Rota. Como creador del personaje reitera que no es gay y que si algún día tiene la oportunidad deshará el trabajo de Peter David. Pobre infeliz, con perdón de ADLO!, pero no estamos hablando de un personaje que sea gay porque esté de moda, hablamos de un personaje con un tratamiento y un desarrollo excelentes. En definitiva es un buen trabajo de guión. Yo como mucho me quejaría del nuevo look que me lleva, con lo que molaba con su melena y su coleta.

ultimate-spider-man_15.jpgPortada de Spider-man que causó una gran polémica, demasiada a mi parecer.

La triste realidad es que hasta no hace mucho en Marvel la aparición de personajes gays estaba bastante censurada y sólo se hablaba abiertamente de su condición sexual en las líneas de cómics destinadas a mayores de 18 años. No fue hasta 2006 que Joe Quesada acabó definitivamente con las reglas que regulaban este tipo de censura.

Nos parecerá broma, pero esto es muy reciente y gracias a trabajos como el de Peter David vamos poco a poco viendo como se normaliza el ver relaciones homosexuales en los cómics. Recordemos que los primeros superheroes negros trajeron polémica en su momento, que ahora puede parecernos increíble, pero fue así.

Venga chicos, vamos a hacer un estudio social. Que levante la mano al que le de cosica la ilustración de arriba con dos hombres besándose. Quiero sinceridad, con respeto pero sinceridad, ¿veis bien la inclusión de personajes gays en los cómics o creéis que nuestra sociedad es aun demasiado retrograda para aceptarlo con naturalidad?

Vía | Ambiente G

Etiquetas

Adrik @adrikable

Adri Ortiz, el autor con aires de grandeza y ansias de poder (y de fama y gloria también), inicia su carrera friki en 1998 publicando junto a Antonio Jiménez un fanzine plagiario de nefasta calidad llamado ‘Fanjanter: El Plagio Definitivo’. Esta parodia del ‘Fanhunter’ de Cels Piñol tiene bastante existo y Adrik (nombre artístico del autor en homenaje a su ascendencia rusa) acaba uniéndose a David Llort para crear las tiras cómicas de ‘Fan Hell’, que serán la carta de presentación de este duo para entrar en Planeta y realizar los dos número de ‘Fanhunter: La Batalla de Montjuïc Redux’, allá por 2003. Cansados de ser viejas glorias, Adrik y Llort vuelven a la escena comiquera en 2010 rescatando las tiras de ’Fan Hell’. Gracias a esto el autor sevillano acabó metido de rebote en Zona Fandom y posteriormente en la Fancueva, donde da rienda suelta a sus conocimientos subculturales.

Compartir este Artículo en