‘La Patrulla Condenada Volumen 1: Ladrillo a Ladrillo’, el alumno se acerca al maestro


De todas las novedades, que no han sido pocas precisamente, que nos ha traído el nuevo estatus de DC Comics, “Renacimiento”, una de las más llamativas ha sido el fichaje del guionista/músico Gerard Way para que “juegue” con un sello hecho a su medida, Young Animal. La cosa tiene su gracia, una etiqueta que aparece en las portadas de todas las cabeceras que aparecen bajo su sombra y que todas tienen una temática y un aspecto que bien podría ser el punto en común que las une a todas. De momento, algo que era completamente esperable, la única serie que ha visto la luz por estos lares es la que a priori tiene mayor tirón comercial (aunque viendo cómo se las gasta el señor Way, a esto habría que ponerle algunas comillas), este ‘La Patrulla Condenada Volumen 1: Ladrillo a Ladrillo’, una reinterpretación de la propuesta clásica que aquí nos dejará con una expresión de incredulidad en la cara tras su lectura.

En esta primera entrega se puede apreciar algo que ya sabíamos todos, la veneración, el cariño y el respeto que el guionista demuestra por la etapa firmada por otro genio, un Grant Morrison que sentó las bases de lo que debía ser el comic definitivo de superhéroes extraños. Que nadie tenga la menor duda que en esta nueva andadura veremos multitud de referencias y homenajes a todo lo contado por el rapado escocés. A ver, el punto de partida de este volumen, Casey Brinke, una médica que trabaja en el turno de noche de un hospital, y su compañero, Sam Reynolds. Esta pareja irá construyendo el relato poco a poco, a través de la ciudad y sus gentes, sumiéndose en un caos que parece existir tan solo en sus cabezas. Es cuando reciben una llamada de auxilio que las cosas empiezan a ponerse algo raras encontrándose con un antiguo conocido como es Cliff Steele, Robotman para los amigos, y muy pronto le sucederán otros como Crazy Jane, Hombre Negativo, Flex Mentallo o Niels Caulder. Casi nada.

Desde este momento, la lectura de La Patrulla Condenada, nos va a exigir que estemos atentos a todos los detalles que se van a ir exponiendo, aunque no nos va a asegurar que al final vayamos a comprender todo lo que se nos viene encima. Gerard Way ya nos demostró de todo lo que era capaz como guionista en obras tan interesantes como “Umbrella Academy” y “The True Lives of the Fabulous Killjoys”, una forma de entender el comic que no deja indiferente a nadie. Aquí se alía con un Nick Derrington cuyo estilo no puede ser más adecuado para el tono de la historia, siendo una mezcla de clásico y moderno que le da al tebeo cierto tono a comic independiente de lo más interesante. Una propuesta tan arriesgada como acertada, una lectura que tendrá que ser revisitada en más de una ocasión ya que la primera sensación que tendremos una vez que hayamos cerrado el volumen será la de estar completamente desorientados, sin saber muy bien qué acabamos de leer, con unos compañeros de viaje que no andan muy sanos de la cabeza. Y lo mejor de todo es que esto es solo el comienzo. Queremos más Patrulla Condenada y, por pedir, más Young Animal, una propuesta novedosa y original.
[Grade — 9.00]

La Patrulla Condenada Vol.1: Ladrillo a Ladrillo

  • Autores: Gerard Way y Nick Derrington
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 176
  • Precio: 15,95 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.