‘La Muerte de Green Lantern’, otro grande que se nos va


Nos estamos acostumbrados últimamente a tener por esta página bastantes referencias pertenecientes a la aciaga década de los noventa, unos días oscuros para todo aquel aficionado a los comics con algo de gusto. Aún así, y sin que sirva de precedente, siempre se puede rascar algún título para hablar medianamente bien de él, ya sea por la calidad del mismo o por esos recuerdos cargados de nostalgia que tantas veces nos juegan malas pasadas. ECC Ediciones sabe muy bien donde nos duele más a los aficionados y por eso pone en circulación continuamente tebeos que en su día hicieron bastante ruido y que, como el que reseñamos hoy, están bastante difícil de conseguir a precios que no sean prohibitivos. Todo esto debe servir como una inmejorable carta de presentación para ‘La Muerte de Green Lantern’, un volumen que sigue la estela (y diseño) de aquellos dedicados al Hombre de Acero hace ya algunos meses y que nos narra, pues eso, los días más oscuros en la vida del portador del anillo.

Precisamente, la historia que da lugar a todo este tinglado es consecuencia directa de algunos hechos narrados en “La Muerte de Superman”, en concreto el segmento donde se nos cuenta que, por culpa de Mogul y el Superman Cyborg, Coast City se ve borrada del mapa. Algo así haría perder la cabeza a cualquiera que se precie y Hal Jordan no iba a ser menos, tal y como se puede comprobar en “Amanecer Esmeralda”, la saga que cambiará al héroe para siempre. Sí, hablamos de cambio porque el título del tomo es algo engañoso ya que, muerte, lo que se dice muerte, no hay, pero si habrá un cambio importante y vendrá con nombre de sobras conocido por todo el mundo: Parallax. Jordan deja de ser quien es para sumir esta nueva identidad, abandonando todas las cosas buenas que le hicieron uno de los Green Lanterns más queridos por todo el mundo.

Sí, estamos ante otra estrategia de marketing con la única finalidad de repetir fórmula y éxito, una aventura en la que no faltarán las bajas en grandes cantidades, vamos, diremos adiós a la batería de poder central, algo que ocasionará la desaparición de los Green Lantern Corps y de los Guardianes. El nuevo estatus de la serie nos deja un solo anillo y un solo portador, Kyle Ryner, un nombre castigado por todos los aficionados de la serie y odiado por muchos, debido sobre todo a la continua comparación con el querido Jordan. El volumen publicado por ECC contiene de todo un poco, desde los números pertenecientes a la historia central hasta algunas partes de eventos directamente relacionados como Hora Zero y Noche Final. Esto dará como consecuencias un baile bastante importante de autores entre los que se encuentran Dan Jurgens, Karl Kesel o Ron Marz, verdadero artífice del deceso, y otros tantos ilustradores como el propio Jurgens, Bill Willingham (sí, el de Fábulas), Darryl Banks, J.H. Williams III, Mark D. Bright, Shawn MartinBrough o un primerizo Stuart Immonen. Una lectura bastante entretenida y que sirve como crónica a unos días en los que todo valía si lo que se quería era vender más tebeos que el vecino de enfrente. Bueno, eso ya no se hace hoy en día, ¿no?
[Grade — 8.00]

La Muerte de Green Lantern

  • Autores: V.V.A.A.
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 384
  • Precio: 34,50 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.