‘La luna roja y el perro verde’, un cuento bonito

Del terreno adulto al juvenil, del juvenil al adulto, de éste al infantil y vuelta. Ese es el terreno que, hasta ahora, tras sus pocos meses de recorrido, ha logrado cubrir Nuevo Nueve con un catálogo que, ya lo hemos dicho en otras ocasiones, viene marcado a fuego por la personalidad inquieta y ecléctica de Ricardo Esteban, su máximo responsable. La misma personalidad que hizo de Dibbuks el emblema de variedad que es y que está llamada a convertir a esta singladura en todo un estandarte al que asomarse si lo que queremos es huir de las majors y preferimos refugiarnos en proyectos que, más pequeños —por mera comparación de tiradas, no por pasión o relevancia—, sirven para llenar los muchos huecos dejados por los grandes títulos —de nuevo, grandes en ventas, no en amor por el medio—.

Destinado a los más pequeños de la casa —diría que es idóneo para un rango de edades entre 5 y 8 años, aunque ello no quite el que pueda ser disfrutado de pleno por un adulto—, ‘La luna roja y el perro verde’ es un hermoso y poético cuento en el que un can callejero y una luna engalanada con tonos carmesí sirven para incendiar la imaginación del infante que a él se acerque: dando cualidades humanas tanto al satélite terrestre como al astro rey y combinándolos con un mensaje de amor hacia los animales, Paola Sánchez-Redondo, la escritora, consigue tejer una de esas pequeñas narraciones que los niños solicitan una y otra vez, espoleados como quedarán, además, por la singular belleza plástica de las ilustraciones de Álvaro Iglesias, que redondean una apuesta espléndida por parte de Nuevo Nueve.

La luna roja y el perro verde

  • Autores: María Paola Sánchez Redondo y Álvaro Iglesias
  • Editorial: Nuevo Nueve
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 32 páginas
  • Precio: 15,20 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.