La historia de DC (Parte I): El origen de la editorial [75 Aniversario de DC]

1935-newcomics1.jpg

Una editorial con la solera de DC tiene, sin duda, una historia llena de anécdotas y datos interesantes. Y, dentro del especial que le estamos dedicando a su septuagésimoquinto aniversario, vamos a repasarla aquí en ZonaFandom. Vamos a empezar hablando de los orígenes de la editorial, de cómo surgió y sus primeros años.

Todo se remonta a la época de la Gran Guerra (o Primera Guerra Mundial), en una pequeña imprenta gestionada por tres hermanos, Charlie, Mike e Irving Donenfeld cuyo negocio principal consistía en octavillas, panfletos y carteles para las distintas comunidades locales. El hermano pequeño de estos, Harry, se unió a estos tras el fracaso de la tienda de ropa que poseía. Harry dio a Martin Press algo que cualquier empresa pequeña necesita: contactos (aunque no siempre muy recomendables)

Al terminar la guerra el mundo editorial experimentó una expansión sin precedentes. Las nuevas técnicas de impresión y el famoso papel de pulpa abarataban al máximo los costes, haciendo que se publicarán libros y revistas como churros. Entretenimiento barato, la gente lo adora y las editoriales lo saben. Entre todas las historias que se publicaban podríamos destacar los relatos de aventuras del ex militar Malcolm Wheeler-Nicholson. Harry Donenfeld tenía planes muy grandes para el negocio planes que pasaban por deshacerse de Charlie y Mike y renombrar la empresa como Donny Press.

Como ya he dicho Harry tenía muchos contactos y en esa época solía significar tener amigos dentro del crimen organizado lo que garantizaba ciertos salvoconductos (por así decirlo) a la hora de la distribución. Pero con la entrada de la nación en la Gran Depresión hubo una limpieza de corruptelas en las instituciones y muchos de los contactos de Harry empezaron a dedicarse a negocios más legítimos. Donenfel buscaba nuevas vías de distribución y ahí es donde entró el nuevo socio, Jack Liebowitz, antiguo compañero suyo.

En los años 30 la popularidad de los héroes crecía. En la radio los americanos disfrutaban con las aventuras del El Llanero Solitario, en las revistas el rey era Doc Savage y en los periódicos las aventuras de Flash Gordon hicieron soñar con mundos maravillosos a toda una generación. Y a estos habría que añadir a Dick Tracy o The Phantom. Por aquel entonces a un lumbrera se le ocurrió reeditar las tiras y planchas de estas series en revistas de 64 páginas. Semanas enteras de aventuras agrupadas comodamente.

newfun01.jpg

Wheeler-Nicholson vio el negocio que había detrás de ello y decidió dar un paso más. Si estas revistas, con material reeditado, recibían unas ventas bastante sólidas… si se editasen este tipo de revistas con material inédito y original tendría todavía más atractivo. Así, en febrero de 1935 sacaría el primer número de ‘Fun Comics‘ (o ‘New Fun Comics’) que pronto sería renombrado como ‘More Fun Comics‘. Una antología de 36 páginas en formato tabloide que mezclaba tiras cómicas como ‘Pelion and Ossa’ o ‘Ginger and Ginger’ con dramáticas como el western ‘Jack Woods’. En esta serie, por cierto, debutaron Jerry Siegel y Joe Shuster con ‘Henry Duvall’ y años después llegarían Green Arrow y Speedy.

Sin embargo, National Allied Publications, su editorial, pronto se vio agobiada por las deudas y la salvación le vino de la mano de Liebowitz y Donenfeld quienes en aquel momento poseían uno de las más grandes distribuidoras de revistas. Con National Allied Publications en estas manos la editorial comenzó a despegar. En 1937 sacaría el título cuyas siglas darían nombre a la editorial: ‘Detective Comics‘ (aunque no se está muy claro en ese punto, y DC no sería el nombre oficial de la editorial hasta años después).

La compañía seguía pasando por apuros y las luchas internas entre Wheeler-Nicholson y Donenfeld provocaron la marcha del primero quedano la editorial en manos de Donenfeld y Liebowitz. En un momento en el que la editorial buscaba un nuevo título que fuera el que elevase a la editorial definitivamente… ese título sería ‘Action Comics‘ pero le faltaban los contenidos. Joe Shuster y Jerry Siegel habían estado en esa época intentado vender una tira para los periódicos sobre un superhombre al que bautizaron como Superman, pero habían sido rechazados repetidamente.

Estas tiras se encontraban en el despacho de Sheldon Meyer, editor de McClure Syndicate cuando Liebowitz llamó buscando material desesperado. Y parece que mientras en los periódicos no parecía tener futuro en los nuevos comic books que estaban surgiendo sí. Así pues y tras un talón de 138 dólares las aventuras de Superman pasaron a protagonizar unas pocas páginas del primer número de ‘Action Comics’. El hombre de acero se convirtió en un fenómeno de masas e hizo despegar rápidamente a la editorial.

Pero aún había mucho camino que recorrer, así que os emplazo a la semana que viene para una nueva entrega de este repaso por la extensa historia de DC. En dicha entrega repasaremos los años de la II Guerra Mundial y las diversas editoriales absorbidas por DC que enriquecieron su multiverso.

En Zona Fandom | Especial 75 Aniversario de DC

Etiquetas

Albertini @Albertini

Cómics, libros y televisión es de lo único que practico diariamente. Si el tiempo me deja, de eso me gusta hablar en todos los sitios donde les convenza de que tengo criterio cuando en realidad no.

Compartir este Artículo en