‘La Gran Novela de la Patrulla-X Vol. 3: Exterminio’, inolvidables 90

El nombre de Ed Piskor empezó a ser bastante recurrente dentro de la escena más independiente del comic americano gracias a su mastodóntica obra “Hip-Hop Family Tree”, un repaso exhaustivo por este género musical que hizo las delicias de muchos aficionados al comic y al rap. Con un estilo bastante reconocible tanto en dibujo como en narrativa, Piskor salió ganador de una contienda que le llevó cinco años terminarla, un lustro en el que no dejaría fuera ni un solo nombre propio de esos que elevaron a arte el rimar versos incendiarios. Mientras, alguna cabeza pensante de La Casa de las Ideas se fijó en el trabajo realizado por el autor de Pennsylvania y no tardaría demasiado en invitarle a que repitiera esquema pero, esta vez, con una de las familias más numerosas que ha dado el Noveno Arte: los mutantes. Una crónica dividida en tres partes que ha permitido a muchos acercarse a una obra tan inabarcable como es La Patrulla X (y compañía) y que nos ha dado una versión bastante original y alejada de lo que estamos acostumbrados a leer de estos personajes.

Su tercera entrega, ‘La Gran Novela de la Patrulla-X Volumen 3: Exterminio’, centrará sus esfuerzos en rescatar algunos de los momentos más interesantes e icónicos que tuvieron lugar a finales de los años ochenta y, sobre todo, en la convulsa década de los noventa. Un paso de lo más lógico y consecuente si tenemos en cuenta que los primeros volúmenes habían estado dedicados a la formación original y a lo que pasará a la historia comoSegunda Génesis”. Para hacer avanzar este nuevo capítulo, al igual que en los anteriores, Piskor se ayuda de El Vigilante Uatu, su voz será el motor de la narración, esa que continúa en el punto exacto en el que se quedó el anterior volumen y que rescata del olvido figuras como la de Nathaniel Summer, Míster Siniestro, los emblemáticos Factor-X o una Jean Grey recién renacida. A los más veteranos del lugar nos embargará una sensación de nostalgia y cierta congoja que nos trasladará a otra época llena de momentos inolvidables, relatos que, viendo las diferentes encarnaciones mutantes que hemos tenido en los últimos años, nos hace pensar si estamos ante los mismo personajes de antaño (vamos a excluir el actual trabajo de Jonathan Hickman que parece haber dado con la tecla, una vez más).

Mucho más omnipresente que Uatu resulta la figura de alguien más terrenal y humano como es Chris Claremont cuyo trabajo en la franquicia sigue siendo la biblia de todo guionista que quiera adentrarse en esta parcela del Universo Marvel. Piskor sabe de este dominio y no hace nada por ocultarlo, simplemente le otorga el mérito que se merece el de Londres y. más que nunca, lo encumbra como el patriarca mutante. ¿Exagerado? No me digan que ya han olvidado la Masacre Mutante, El Juicio de Magneto, La Caída de los Mutantes o las primeras apariciones de personajes como Gambito, Mariposa Mental o Júbilo. Todos ellos, momentos que han perdurado a lo largo del tiempo como historias icónicas, puntos de inflexión de una historia que roza ya los sesenta años y que siguen tan frescas como el día de su publicación. Piskor coge una idea que aquí y la une con otra de allá para crear un mosaico de lo más original, lleno de épica y repleto de acontecimientos importantísimos en la vida de los Hombres-X. Todo ello ilustrado con un trazo muy característico, más bien feísta, y que se puede considerar uno de los elementos más atractivos de la obra, imprimiéndole un carácter independiente / underground a uno de los productos mas mainstream que reside en el comic americano. Si eso no tiene mérito…

[Grade — 10.00]

La Gran Novela de La Patrulla-X Vol.3: Exterminio

  • Autores: Ed Piskor
  • Editorial: Panini Comics
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 120 páginas
  • Precio: 18.00 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.