‘La balada del soldado Odawaa’, potencial desaprovechado

Vista desde la perspectiva comparativa con todo aquello que rodeó a la Segunda Guerra Mundial, la primera contienda que se denominó global —si bien a posteriori, que sólo se llamó así tras la segunda, conociéndose hasta entonces como «La Grande»— siempre ha quedado relegada a un discreto segundo plano en mi escala de interés histórico por más que, en términos de obras de arte relacionadas con ella, cuente a ‘Senderos de gloria‘ de Kubrick como uno de mis filmes favoritos de todos los tiempos y a ‘¡Puta guerra!’ de Tardi como uno de mis tebeos bélicos favoritos. Quizás cabría usar mi poca filia para con la contienda a la hora de justificar lo escueto del calado que ‘La balada del soldado Odawaa‘ ha dejado en mi yo lector, pero creo que, más que a ella, a quien creo que habría que hacer directo responsable de ese limitado poso que deja el álbum es a un guionista que hace de los empellones y la confusión las cualidades fundamentales de un relato con una premisa de partida la mar de interesante.

Echando mano de un recurso similar al que se pudo ver en ‘Windtalkers‘, y, como la cinta protagonizada por Nicholas Cage, basándose en hechos reales, Cédric Apikian ficciona sobre el terror que siembra un soldado amerindio en las trincheras de 1915 cuando, cedido por las fuerzas canadienses al ejército francés, comienza a diezmar a todo alemán que se le pone por delante, inspirando a sus enemigos para construir una leyenda que se mueve entre lo real y lo sobrenatural. Esa doble cualidad es, sin duda, la que mejor aprovecha Apikian de entre lo poco que cabe destacar de su trabajo, encontrándonos con una pobre definición de personajes en el polo opuesto como lo que peor funciona de la lectura. Como decía, también entra en liza la escueta claridad narrativa de la que hace gala el transcurso de la narración, al menos en lo que a su guionista compete, porque si de Christian Rossi tenemos que hablar, lo tenemos que hacer en otros tonos muy distintos.

El artista, que muta de estilo a placer de un proyecto a otro —nada tiene que ver lo que le vemos aquí con, por ejemplo, lo que le leímos hace una década con ‘La gloria de Hera‘— cuaja unas planchas soberbias en las que, mucho más que en el guión, transpira el claro homenaje al western que es el álbum. Y nada más obvio para probarlo que las directas referencias que, llegado el momento, se hacen a ese indispensable título del género que es ‘El bueno, el feo, el malo‘ de Sergio Leone; quizás no la obra maestra del italiano —ese título queda reservado para ‘Hasta que llegó su hora‘— pero, sin duda, el mejor filme de la trilogía del dólar y el que, como queda probado por la inclusión de cierta escena, es el más icónico de cuántos firmó el cineasta. Referencias al margen, el impoluto trabajo de Rossi se alza invicto como lo mejor de un álbum que podía haber dado mucho más de sí en manos más expertas —y no lo digo por la bisoñez de Apikian en su estreno como escritor de BD— y que se queda, lástima, en un intento a medio gas.

La balada del soldado Odawaa

  • Autores: Cédric Apikian y Christian Rossi
  • Editorial: Norma Editorial
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 88 páginas
  • Precio: 22 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz desde que tengo uso de razón. Cinéfilo empedernido desde antes de tener uso de razón. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde antes de la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación y pasión. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar