‘Justicia’, un comic grandioso de regusto añejo

cubierta_justicia.indd
“Cualquier tiempo pasado fue mejor” ¿Cuántas veces hemos podido escuchar esta manida frase? Y, para qué vamos a engañarnos, muchas veces tenemos que rendirnos a la evidencia y agachar las orejas dando la razón. Si hay algo de lo que guardo un grato recuerdo de los comics que devoraba hace ya muchos años, son aquellos en los aparecían héroes y villanos por doquier, todos juntos luchando unos contra otros. Al final nunca quedaba muy claro quién luchaba contra quién, pero claro, poco o nada nos importaba a nosotros. The Good Old Times. Algo parecido podemos sentir al adentrarnos en Justicia, un guión con sabor clásico y que hace uso de una buena cantidad de personajes de DC, buenos y malos.

Tratándose de una historia que bien podríamos haber leído ya en más de una ocasión, algo tiene Justicia para ser un relato de esos a los que se vuelve cada cierto tiempo gracias al buen sabor de boca que deja tras cada lectura. El guión ideado por Alex Ross y Jim Krueger repite un patrón tan manido como efectivo: una mente maestra criminal idea el plan definitivo para acabar con Superman, Batman y demás compañeros de La Liga de la Justicia. Y la verdad es que esta vez nuestros héroes favoritos se verán en un serio aprieto. ¿Vencerá el mal definitivamente?

La sola mención de Alex Ross nos puede disipar cualquier duda que tengamos acerca del producto que lleve su nombre estampado en la portada. A lo largo de su carrera ha firmado algunas de las historias más o menos “definitivas” para las dos majors: Kingdom Come, Marvels, Tierra X o World Greatest Super Heroes. En este caso vamos a poder disfrutar con su habilidad a los guiones (como argumentista) y su inconfundible toque gráfico. Una historia como las de antes, tal y como se ha comentado un poco más arriba, de sabor clásico, escrita desde el cariño que Ross profesa a una época dorada.

JusticePagina

Jim Krueger nos sorprende con un guión bastante atractivo tomando como punto de partida un sueño que han tenido los villanos del Universo DC en el que son los héroes los que causarán la destrucción del planeta. A partir de aquí se irán sucediendo una serie de giros inesperados que el guionista va diseminando por la historia de manera bastante inteligente. Mención aparte merece su buen hacer a la hora de definir a todos y cada uno de los personajes que van apareciendo a lo largo del extenso relato, siendo especialmente acertados y atractivos los diálogos que nos vamos a encontrar.

El encargado de ilustrar tan magno evento es Doug Braithwaite, “ayudado” por Ross para conseguir ese estilo tan realista marca de la casa. Mucho debemos agudizar la vista para saber dónde empieza la labor de uno y termina la del otro. El resultado es tan espectacular como cabría esperar, cada página es una pequeña obra de arte a la que dedicar varios minutos para admirar el esplendido trabajo de ambos autores. Una pena que este Justicia no haya alcanzado la fama y el reconocimiento que el resto de obras firmadas por el de Portland. ¿La razón? No sabría qué decir, pero sí qué recomendar. Aprovechen la nueva y flamante edición publicada por ECC y adéntrense en una historia sobresaliente, de esas que cada vez se ven menos. No como antes…
[Grade — 9.50]

Justicia

  • Autores: Alex Ross, Jim Krueger y Doug Braithwaite
  • Editorial: ECC
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 384
  • Precio: 36,00 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario