‘JSA: La Edad de Oro’, amor por unos personajes


Aún recuerdo cuando la extinta editorial Zinco empezaba a mostrar en muchas de sus publicaciones la típica página que publicitaba el comic que hoy nos ocupa. Vería la luz en cuatro cuadernillos de aquellos que llamaban “prestigios” y, si mi memoria no me falla, aparecía una fotografía de la JSA medio en llamas y en algún sitio se podía leer alguna frase del tipo “El Watchmen de los noventa”. Flaco favor le hacía este tipo de anuncios a la obra que se intentaba vender, una comparación poco afortunada que no jugó a su favor, y es una pena ya que ‘JSA: La Edad de Oro tenía (y tiene) todos los ingredientes para convertirse en todo un referente del comic, pero algo pasó y se quedó en una historia muy bien escrita y dibujada, que gusta a todo el mundo que la lee pero que nadie recuerda mencionarla cuando se hacen listados de indispensables.

Con el sello de “Otros Mundos” impreso en la portada (esto es, una historia que tiene lugar fuera de continuidad), La Edad de Oro supone un retorno a la grandeza del género superheroico, una vuelta al pasado, a unos días de gloria donde reinaba un optimismo desmesurado fruto de un sentimiento americano que se daba pro triunfador en la Segunda Guerra Mundial. El guionista James Robinson, de corte bastante académico y clásico, aprovecha a la perfección todas las posibilidades que le brinda ese entorno para orquestar una relato que se pura magia y nostalgia. Para empezar, nos muestra una mirada alternativa a la historia del primer grupo de héroes que conoció DC, una formación que daría paso un poco más tarde a la Liga de la Justicia, y que se centra en los últimos días de estos personajes, una suerte de retirada bien merecida tras la frenética actividad que han vivido durante los años precedentes.

Muy poca participación tuvieron estos poderosos seres en el conflicto puesto que Hitler poseía un arma que anulaba sus habilidades. Entre ellos se encontraba Míster América, pieza clave en la lucha contra el enemigo y que a su vuelta parece estar decidido a alcanzar el poder a toda costa, sin importar lo que tenga que hacer para conseguirlo. Robinson jurga con todo esto y centra la acción en los primeros pasos de la Guerra Fría, donde el enfrentamiento entre las dos superpotencias solo creaba desconfianza y miedo en la sociedad, algo que retrata a la perfección a lo largo de toda la obra. El escritor británico deja patente su elegancia a la hora de confeccionar el guión, quedando claro su amor por unos personajes entrañables, algo que toma mayor proporción con los dibujos de Paul Smith. El veterano ilustrador, cuyo trabajo en La Patrulla X aún es recordado por los aficionados más veteranos, le coge el pulso a la historia desde la primera página, dando como resultado los que podrían ser los mejores lápices de su carrera. Una obra que necesitaba de una reedición como esta por parte de ECC, personalmente creo que hubiera merecido un volumen en tapa dura, pero al menos vuelve a estar disponible para todo aquel que no haya disfrutado aún de comic que compararon con Watchmen. Prueben y decidan.
[Grade — 10.00]

JSA: La Edad de Oro

  • Autores: James Robinson y Paul Smith
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 200
  • Precio: 18,95 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.