‘JSA de Geoff Johns Volumen 8’, se apagó la magia

Se ha intentado. Se ha hecho un esfuerzo bastante importante. Ha tardado. No se ha prestado demasiada atención a las ventas. Que nadie diga que ECC Ediciones no ha hecho todo lo que estaba en su mano para sacar adelante una de las colecciones más demandadas por los aficionados, una de esas series de la que todo el mundo habla maravillas pero, parece, que nadie compra. No va a ser el primer caso que se da en el mundillo, desgraciadamente suele ser una práctica habitual y solo cuando se anuncia la cancelación de este o aquel título, es cuando se escuchan los llantos y los lamentos. Pues básicamente este puede ser el resumen de lo que ha ocurrido con este clásico moderno que, con bastante trabajo y sufrimiento, alcanza su final en el presente ‘JSA de Geoff Johns Volumen 8’. Habrá polémica, evidentemente, puesto que se ha recuperado la primera etapa de la colección con Johns al frente y por todos es sabido que hubo continuación. ¿Qué nos deparará el futuro?

Mientras esperamos a ver qué pasa, podemos disfrutar de estas ocho entregas llenas de momentos inolvidables y de amor por un medio que pocas veces ha tenido una representación tan explícita en las páginas de un comic. En esto se puede resumir la JSA de Johns, una cabecera que nacería con la sana intención de rendir un sentido homenaje a todos esos tebeos que transmitían sensaciones mágicas que pondrán nuestro sentimiento nostálgico a flor de piel. Todo esto se ha podido comprobar en cada uno de los volúmenes que han ido viendo la luz a lo largo de estos años y tendrá su culminación en este octavo, un tomo que encierra el final de esta historia río que nos ha tenido más que entretenidos durante casi ochenta números. Ahora llega el momento de replegarse y rebuscar todos esos cabos sueltos que han ido quedando por el camino para que todo quede cerrado y bien cerrado.

Johns, que es uno de esos escritores que parece conocer el final de sus historias antes de que se publique el primer número, sabe muy bien como quiere finiquitar el título. Para ello ha ido otorgándole importancia a lo largo de las últimas entregas a Per Degaton, un nazi que viaja en el tiempo y cuyo plan consistiría en trasladarse hasta 1951, darle boleto al presidente Truman y culpar a la Sociedad de la Edad de Oro. Esto hará saltar todas las alarmas en el presente propiciando algún que otro salto en distintas épocas. Pero hay más, por supuesto, como por ejemplo Black Adam, Johnny Thunder, El Espectro o Rompe Átomos cuyo final nos hará recapacitar acerca de la verdadera idiosincrasia de la colección. Tal fue la carga de trabajo que sostenía el bueno de Geoff (Crisis Infinitas con todas sus series derivadas, 52…) que sería Paul Levitz el encargado de finiquitar la colección (números no incluidos en el tomo), dejando un regusto agridulce al no ser Johns el encargado de poner el broche final. Acompañarían a ambos escritores los ilustradores que ya habían dejado su impronta anteriormente: Don Kramer, Leonard Kirk, Stephen Sadowski, David López, Jim Fern y Dale Eaglesham. Poco duraría la pena ya que muy pronto se anunció un nuevo volumen del grupo, de nuevo con el guionista de Detroit a la cabeza, que prometía emociones aún más fuertes que las que acabábamos de dejar atrás. Es este material el que nos tiene en vilo ya que no sabemos que le deparará el futuro. Hasta entonces, toca cruzar los dedos.

[Grade — 8.50]

JSA Volumen 8

  • Autores: V.V.A.A.
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 288 páginas
  • Precio: 28,50 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.