‘JLA La Nueva Frontera’, esencia superheroica


Se hace bastante difícil y duro escribir sobre un comic como es ‘JLA La Nueva Frontera’ sabiendo que su autor, Darwyn Cooke, nos dejó recientemente debido a una enfermedad que no pudo superar. Un hecho bastante calamitoso puesto que al de Toronto aún le quedaba por delante una carrera llena de éxitos y comics sobresaliente. Con su estilo cartoon y agradable, firmó algunos de los trabajos más alabados del medio como pueden ser su etapa al frente de The Spirit o la adaptación de las novelas firmadas por Richard Stark en las que no escondía su pasión por el noir más clásico.

Sus trabajos para los superhéroes mainstream discurrieron principalmente en DC Comics, unos personajes que cobraban vida en las páginas dibujadas por Cooke. En La Nueva Frontera todo tiene un sentido especial, una obra que se convierte, desde el mismo momento que vio la luz, en una de las historias más influyentes del Noveno Arte. Cada una de las páginas que componen el voluminoso tomo publicado por ECC Ediciones recupera ese regusto añejo y el espíritu que parecía perdido entre tanto evento y pose “perdona vidas” que nos había dejado la fatídica década de los noventa.

Casi se podría afirmar que la aparición en el año 2004 de la primera entrega de la serie servía como reacción a toda esa oleada hiperviolenta que imperaba por entonces. Dejemos a un lado la oscuridad y permitamos que brillen con luz propia todos los héroes de brillante armadura. Cooke se lanza de cabeza hacia la matriz de los personajes, allá donde los mitos de DC nacen y se expanden para dar historias inolvidables e imperecederas. Para lograr tal objetico, la acción de la obra tiene lugar en los años cincuenta, una época bastante movida con la Guerra Fría como telón de fondo, hecho que provocaba continuos enfrentamientos civiles.

Bien se podría establecer cierto paralelismo entre esta Nueva Frontera y Watchmen al afirmar que ambas parten de la misma casilla de salida pero, mientras una se decanta por zambullirse en la parte más oscura del héroe, la otra opta por unos resultados mucho más luminosos. Cooke analiza el espíritu que existe dentro de cada héroe, nos muestra los ideales que los mueve a arriesgar su vida para salvar a los inocentes, hombres y mujeres que hacen de este mundo un lugar seguro donde poder vivir. A todo esto habría que añadir el excelso arte con el que se ilustra a todos estos personajes.

Un estilo arrebatador y dinámico, deudor de sus inicios en las series de animación, que contrasta con la seriedad de algunos de los temas que se tocan. Una narración tan suave que, por momentos, nos olvidaremos que estamos ante un comic y pensaremos que lo que tenemos delante es pura acción en movimiento. Tal y como se abría la reseña, la relectura de esta obra provoca sentimientos encontrados y agridulces, el disfrute de una gran historia y el saber que no habrá más por la irreparable pérdida. No hay mejor homenaje que se le puede hacer al autor que echarle un vistazo a estas páginas cada cierto tiempo.
[Grade 10.00]

JLA La Nueva Frontera

  • Autores: Darwyn Cooke
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 520
  • Precio: 43,00 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario