JLA #8, Meltzer mejora cuando está con otros

JLA 8Brad Meltzer se alía con Geoff Johns para poner en marcha la Saga del Relámpago, que implicará a la JLA y a la JSA en los próximos tres meses (en su edición española). Y, visto el primer capítulo, sólo queda darle las gracias a Johns porque consigue que Meltzer enderece liegramente la sitaución.

Que sí, que El camino del tornado no estuvo tan mal como parecía, pero… no para la JLA. Alguien en DC debería darle a Meltzer una serie más apropiada para su manera de escribir. Que resuciten Gotham Central, si quieren, y le dejen dedicarse a la escritura más intimista, con retratos cuidados de personajes y esas cosas. Porque cuando se pone a hacer comics de superhéroes, no le terminan de salir.

Y luego está su estilo, ciertos tics que al principio gustaron (en Crisis de Identidad, una buena historia pese al final y pese a ciertas incogruencias), pero que ya cansan. Por suerte, en el número 8 de la JLA todo aparece más mitigado: vale, aún no se sabe muy bien hacia dónde va esta serie (lo que a Grant Morrison, en su gran etapa, le costó sólo un número) y es posible que Meltzer se vaya de ella sin que nadie tenga claro qué quería hacer con los «mejores superhéroes del mundo» (porque a él le interesan los héroes secundarios). Pero el número es entretenido, aunque, a ratos, como todo lo que escribe Meltzer, ligeramente confuso.

De hecho, Meltzer es uno de esos autores a los que convendría anotar (algo que haremos en Zona Fandom siempre que veamos la ocasión), porque siempre juega con múltiples referencias que el neófito no tiene por qué conocer. Ahí está otro de sus fallos para comandar los guiones del principal grupo de superhéroes de DC. ¿En serio todo el mundo tiene que saber quién es Geofuerza sin que lo presente?

En cualquier caso, me temo que la saga, que no ha comenzado mal y que tiene algún punto álgido, como la divertidísima splash page en la que se unen los héroes de la Sociedad de la Justicia con los de la Liga, va a terminar por dejar en evidencia a Brad Meltzer. Ponerse al lado de Johns puede ser muy complicado si bajas el nivel. Y composiciones como la de Starman muestran las diferencias, a día de hoy, entre ambos escritores: mientras el de Meltzer es tópico y hasta aburrido en su locura, el de Johns es maravillosamente desquiciante. Es lo que hay, me temo. Las comparaciones son odiosas, pero siempre para el que sale perdiendo con ellas.

Etiquetas

Roberto Jimenez @fancueva

Compartir este Artículo en