‘Invasión Secreta 2’: parón para tomar aire

Invasión Secreta 2

Ya hablamos en su día del grato comienzo del macroevento Invasión Secreta, con Bendis haciendo un homenaje bien llevado al cine de serie B de invasiones extraterrestres y con muchas líneas argumentales abiertas a la vez en un mismo número. Teniendo en cuenta el gusto del escritor por alargar los sucesos en sus cómics, aquello era un soplo de aire fresco que podía convencer incluso a sus detractores y, además, daba buenas expectativas al evento Marvel de este año en España.

Pues bien, el segundo número supone una vuelta a las constantes vitales de Bendis, sin que eso arruine por completo la experiencia de lectura de la saga y sin que eche a los lectores de esa Invasión Secreta. Sí, se puede decir que en estas nuevas 22 páginas ocurren pocas cosas, pero tampoco veo del todo mal que, tras el explosivo arranque de los Skrulls, la historia se tranquilice un poco. Sólo un poco.

Invasión Secreta

Porque en este segundo número la trama se reduce a «superhéroes enfrentados a sí mismos» y unas cuantas viñetas de acción pijamera. Y no es malo. Se agradecería, quizás, que Leinil Yu supiese narrar mejor, pero me temo que, para los que no seamos fans del dibujante, esta va ser una queja repetida durante todos los números de la saga. No distrae tanto como en otros de sus trabajos, aunque a veces cuesta seguirle.

En todo caso, para que este número 2 sea bueno, la única posibilidad es que el 3 vuelva a incluir algo realmente relevante. Porque tras el gran cliffhanger del final del primero, los hechos ahora narrados son algo más previsibles y el final del número no impresiona, ni mucho menos. Parece un parón para tomar aire, para que el lector se sitúe correctamente en la historia y saboree algunos detalles ocultos (en un comic con tantos personajes falsos, no está de más revisar el pasado reciente de cada uno).

Invasión Secreta: el encuentro de los héroes

A pesar de lo que digan (digamos) sus detractores, Bendis sabe hacer algo muy bien y es dialogar las historias. Y ahí está uno de los puntos de mayor interés de este ‘Invasión Secreta 2’: con la acción detenida en dos largas secuencias (golpes en la selva y visita a Nueva York), es en cómo los personajes se enfrentan al aire de paranoia reinante y en cómo dialogan con sí mismos (de manera literal) donde están los detalles más divertidos del cómic.

Invasión Secreta reviewEn definitiva, ‘Invasión Secreta’, ya con dos números, sigue siendo un buen cómic de superhéroes. No uno magnífico y sí uno que presenta muchas dudas sobre cómo va a continuar. Pero divertir, divierte. Y a eso habíamos venido.

En Zona Fandom | Invasión Secreta: ¿lo que bien empieza?

Etiquetas

Roberto Jimenez @fancueva

Compartir este Artículo en