‘Íncubos’, olor a Lovecraft

No han pasado más que unos pocos días desde que hablamos de H.P. Lovecraft debido a la reciente reedición por parte de La Cúpula de la magnífica ‘Desde el más allá y otras historias’ y henos aquí dispuestos a volver a tratar sobre el escritor de Providence en virtud de lo que Michele Penco y Ponent Mon nos presentan con ‘Íncubos’, un álbum que, nada más abrirlo, nos deja perplejos por lo intrincado y fascinante de su dibujo. No en vano, Penco fue alumno del inmenso Gipi, y si bien no cabe encontrar rastro alguno del artífice de ‘Mi vida mal dibujada’ en la pulsión por el detalle llevada al paroxismo de la que hace gala el dibujante italiano, no deja de ser significativo que en su formación haya contado con una mano tan notoria como la de su compatriota.

Sin caer en un abigarrado barroquismo que habría ensombrecido su clara narrativa, la profusión de líneas en las páginas de Penco para ‘Íncubos’ es de tal calibre que uno se ve forzado a detenerse en ellas más de la cuenta durante la lectura so pena de dejar atrás la oportunidad de no poder dejarse maravillar por la manera en la que el italiano esculpe formas y da corporeidad a sus personajes y localizaciones mediante la superposición de capas y más capas de texturas. El resultado, como digo, son unas planchas portentosas que, por supuesto, sirven para capturar a la perfección el ambiente malsano y grisáceo en el que se mueven los relatos por él mismo imaginados. Porque, no os lo había dicho, no estamos hablando de adaptaciones de textos de Lovecraft, sino de sentidos homenajes que capturan a la perfección las formas y maneras del estadounidense.

Tanto es así, que es comenzar la lectura y tener la clara y familiar sensación de haber leído antes lo que va desplegándose ante nuestra mirada, demostrando Penco una inusitada habilidad para establecer su prosa en términos tremendamente similares a los del padre de Cthulhu sin que en ningún momento parezca que está recurriendo a la mera imitación o la burda copia. Moviéndose pues en un terreno nada fácil, las historias que conforman ‘Íncubos’ nos llevan a paisajes de pesadilla habitados por seres de pesadilla o por esas típicas ensoñaciones que, en Lovecraft, siempre eran preludio de algo terrible y tenebroso. El resultado, intenso y espléndido, nos deja eso sí con el apetito abierto para lo que sea que el artista tenga a bien ofrecernos en el futuro. Y eso, en nuestro diccionario, es algo muy, pero que muy positivo.

Íncubos

  • Autores: Michele Penco
  • Editorial: Ponent Mon
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 76 páginas
  • Precio: 20 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.