‘Hulka de Dan Slott vol.2’, un final demasiado prematuro

Cuando hace cosa de un año nos ocupamos del primer volumen que Panini había dedicado a recopilar la ‘Hulka’ de Dan Slott, terminamos la entrada haciendo referencia a un par de cosas. Primero, que el guionista, invadido por un espíritu muy cercano al de las series televisivas —la comparación de las aventuras de Jennifer Walters con Ally McBeal eran más que obvias en su momento aunque quizá no tanto ahora, que nadie se acuerda ya de la alocada abogada interpretada por Calista Flockhart— cerraba una primera temporada de la cabecera para, poco después, ofrecer una segunda algo más breve que, en nueve números más, los que contienen el tomo que hoy nos ocupa, daban por finalizada su brillante —e hilarante— estancia en el personaje.

Segundo, que tras su marcha, sería Peter David el encargado de controlar los destinos de la gigante esmeralda y que, sorprendentemente, el hábil escritor se mostraba incapaz de hacer arquear ni media ceja de interés a lo Roger Moore —o a lo Carlos Sobera para quiénes no sepáis quién es el actor que más veces interpretara en la gran pantalla a 007—. De hecho, sin pensar mucho, había mil formas para que el guionista no la cagara con la colección. Pero, qué casualidad, el que había llevado a las más altas cotas al primo de Jennifer, encontraba la mil una, y la cagaba…vilmente, arrastrando por el fango del desinterés y la apatía a un lector que no encontraba asideros en aquellas páginas ni siquiera en los artistas elegidos para adornarlas.

Afortunadamente, de dicha cagada y de la ausencia de interés en lo visual no hay aquí ni la menor sombra, y aunque Slott juega a cambiar de baraja para intentar ser más sorprendente y, sobre todo, más espectacular que en la «primera temporada», algo que queda sin duda expuesto en todo lo que conduce al que hubiera sido el número 100 de la serie, su ambición está tan bien controlada y enseñada, que hace lo que él quiere cuando así lo quiere, y cualquiera de los ejemplares aquí contenidos —con especial mención, por supuesto, a los que dibuja un Juan Bobillo que supera con creces a nombres como Scott Kolins o Will Conrad— son muestra inequívoca de que, si bien algo por debajo del artista que mejor entendería a la verdosa fémina, hablar del ‘Hulka’ de Dan Slott es hacerlo de una de las más frescas, ingeniosas, divertidas, entretenidas y diferentes series que han surgido del seno de la empobrecida Marvel en las dos últimas décadas. Ahí es nada.

Podríamos —¿deberíamos?— lamentar la marcha de Slott del personaje, máxime cuando supuso la virtual desaparición de Bobillo, pero gracias a que ya no seguía en ‘Hulka’, pudo el guionista terminar dándose de bruces con ‘Spider-man’; y claro, considerando el legado que nos ha regalado a bordo del trepamuros…

Hulka de Dan Slott vol.2

  • Autores: Dan Slott, Juan Bobillo et al.
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 248 páginas
  • Precio: 28,50 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.