‘Hora Cero: Crisis Temporal’, con el tiempo no se juega, y menos en los noventa

Volvemos a darnos un paseo por la fatídica década de los noventa, esa que desde aquí no paramos de recordar, gracias a la labor que editoriales como Panini o ECC Ediciones están realizando con  títulos de aquellos días que, en mayor o en menor medida, se pueden salvar de la quema. Tanto Marvel como DC cuenta en sus catálogos con referencias algo sonrojantes, pero también existen otras tantas que son de lo más disfrutables, siempre sabiendo a lo que nos enfrentamos. Dicho todo esto, ha llegado el momento de disfrutar con un evento que sirvió para poner algo de orden en la continuidad temporal de DC, un relato de los que gustan a los aficionados ya que pueden ver a una ingente cantidad de personajes, héroes y villanos, interactuando entre ellos mientras se pone en juego cosas tan banales como el destino de la humanidad. Ahora la cosa cambia un poco, ¿no les parece?

Bien es cierto que, hoy en día, estamos curados de espanto con este tipo de historias, el exceso de transcendencia que se le ha otorgado a los comics da como resultado crossovers que no dejan atrás ni un solo nombre importante de la editorial de turno. Algo que no ocurría cuando este ‘Hora Cero: Crisis Temporal’ vio la luz en los años de las desproporciones anatómicas, la Image más surrealista y los guiones, digamos, poco trabajados. Una miniserie que llegaba a las estanterías de las librerías especializadas en el año 1994 con la sana intención de rellenar algunos huecos argumentales que la clásica “Crisis en Tierras Infinitas” había dejado a su paso. Este último evento había supuesto toda una revolución en el Universo DC, no había quedado títere con cabeza y todo se encontraba un poco patas arriba. “Hora Cero” llegaba para aportar algo de orden con una trama llena de personajes interesantes y multitud de viajes y paradojas temporales.

Rip Hunter, Waverider y Monarca, tres nombres importantes dentro de una historia en la que habrá una lucha encarnizada por hacerse con el control del flujo del tiempo, algo que permitiría al ganador moldear la realidad  a su antojo. Evidentemente, con algo tan importante en juego, no solo vamos a tener la presencia de esos guardianes del tiempo, sino que también se dejarán ver por estas páginas los héroes más reconocibles de DC. Con un buen ritmo de guión y alguna que otra sorpresa de esas que te dejan con la boca abierta unos segundos, Dan Jurgens se saca de la chistera un relato con aroma a tebeo clásico, sin estridencias gratuitas y con un remate bastante académico. Ayuda bastante el tener como dibujante a otro peso pesado de la editorial, un Jerry Ordway cuya etapa al frente del Hombre de Acero sigue siendo todo un referente para los autores que se encargan del personaje. Este trabajo lo firma cuando se encontraba en lo más alto de su carrera, poco después de “La Muerte de Superman” y todo lo que aconteció más tarde. Todo un puntazo por parte de ECC el que podamos disfrutar de una historia llena de épica y grandes momentos, además en una edición cargada de extras donde los bocetos, material promocional de la obra y propuestas a editores no hacen más que aportar a un producto ya de por sí lo suficientemente interesante como para lanzarse de cabeza hacia él. También hay luces en los noventa.

[Grade — 8.00]

Hora Cero: Crisis Temporal

  • Autores: Dan Jurgens y Jerry Ordway
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 200 páginas
  • Precio: 20,50 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.