‘Hey Oscar Wilde!’: Los autores de comic books dibujan a sus personajes y autores favoritos

Caricatura de Neil Gaiman ‘Hey Oscar Wilde! It’s Clobberin’ Time!!’ es el proyecto personal de Steve Gettis. Un buen día de 1998, decidió escribir a diez de sus ilustradores favoritos para pedirles un favor: que le mandaran un dibujo de su personaje de ciencia ficción o fantasía favorito, o del autor al que más admiraran.

Debió caerles en gracia, porque al poco tiempo llegaron a su casa algunas maravillas, como un Don Quijote salido de los lápices de Will Eisner. Qué menos que publicar todas estos originales en una web, que con el tiempo se ha convertido en un punto de encuentro de ilustradores, por lo que Gettis ya no tiene que gastar en sellos para pedir nuevas obras.

Su web está llena no sólo de obras de autores de renombre: también está repleta de caricaturas de autores de renombre, realizados por compañeros y admiradores de entre el gremio de ilustradores. Puedes pasarte horas navegando por el blog, y admirando autores y obras, a través de la visión de montones y montones de portentos del lápiz.

Vaya pedazo de colección ha logrado reunir el chaval… debe valer un pastizal curioso.

Galería de fotos

(Haz click en una imagen para ampliarla)

doyle_pratchett.thumbnail.jpg
sci_fi_authors_10a.jpg
sci_fi_authors_11a.jpg
sci_fi_authors_1a.jpg
sci_fi_authors_2a.jpg
sci_fi_authors_3a.jpg
sci_fi_authors_4a.jpg
sci_fi_authors_5a.jpg
sci_fi_authors_6a.jpg
sci_fi_authors_7a.jpg
sci_fi_authors_8a.jpg
sci_fi_authors_9a.jpg

Vía | Wired
Sitio oficial | Hey Oscar Wilde! It’s Clobberin’ Time!

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en