‘Hellblazer de Jamie Delano Volumen 2’, Constantine se politiza un poco más

cubierta_hellblazer_delano_vol2.indd
ECC Ediciones continúa con la edición de uno de los títulos importantes del sello para lectores adultos de DC Domics, Hellblazer. Lo hace, además, con una etapa que, sin ser la mejor de cuantas hemos podido disfrutar a lo largo de los 300 números de los que constó la cabecera, sí que fue la que sentó las bases de todo lo que vendría más tarde. ‘Hellblazer de Jamie Delano Volumen 2’ contiene dos largas sagas en las que el británico da un recital a la hora de construir tramas bien desarrolladas, demostrando que le tiene cogido el pulso tanto a los personajes como a las situaciones que estos viven.

Para poner en situación al respetable, hay que tener en cuenta que estos comics datan del año 1980, un momento en la historia en el que Margaret Thatcher gobernaba con mano de hierro el Reino Unido, algo que se verá reflejado en muchos momentos de esta etapa jugando, algunos temas como las conspiraciones gubernamentales, el holocausto nuclear o el abuso infantil, un papel más que fundamental en la narración. Parece que la figura de John Constantine será un reflejo de la clase obrera del país y es justamente en este punto donde mayor carga política nos vamos a encontrar.

El primer arco que nos vamos a encontrar, “La Máquina del Miedo”, durante estos números veremos cómo Constantine tendrá que huir tras ser publicado en un periódico que es el culpable de una matanza ocurrida recientemente, hecho que lo llevará a encontrarse con una madre y su hijo que se dirigen hacia una comuna hippy. Siendo este el punto de partida de una saga dura, a veces confusa, plagada de personajes y cuyo “enemigo a batir” será una organización que maneja el miedo. Una aventura que evoluciona de manera lenta pero segura y que, como no podía ser de otra forma, cuenta con los elementos sobrenaturales marca de la casa.

hellblazer-27-1990

A continuación vamos a poder disfrutar de “El Hombre de Familia”, un experimento que recientemente ha sido repetido en otras cabeceras como The Unwritten o Fábulas: el uso de personajes literarios para enriquecer una trama tebeística. Un antiguo amigo de Constantine, un misterioso y siniestro personaje que va en su busca y un asesino en serie cuyos objetivos son las familias modelo. Si todos estos elementos no hacen que tu curiosidad no se dispare por las nubes, es que tienes horchata corriendo por tus venas.

El grueso volumen se completa con un par de historias cortas escritas por Grant Morrison y Neil Gaiman acompañados por David Lloyd y Dave McKean, don auténticos clásicos (sobre todo Abrázame) que redondean el resultado final del tomo. Un nutrido grupo de ilustradores formado por nombres como Richard Piers Rayner, Mike Hoffman, Dean Motter, Ron Tinner, Steve Pugh, Sean Phillips y Mark Buckingham dan forma a las poéticas palabras de Delano, un guionista que contará con un tercer volumen que recogerá la última aportación para este emblemático título.
[Grade — 8.00]

Hellblazer de Jamie Delano Volumen 2

  • Autores: V.V.A.A.
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 576
  • Precio: 45,00 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

1 Comentario

  1. La Máquina del Miedo se me hizo insoportable. Confusión porque sí, desvaríos, aburrimiento general… Entre esa historia y The Golden Child me planteé dejar Hellblazer porque se me estaba haciendo muy duro. Menos mal que estaban por ahí The Family Man, que es cojonuda, y el Hábitos Peligrosos de Garth Ennis…

Deja un Comentario