‘Hellblazer de Andy Diggle’, otra etapa para el recuerdo


Uno más que se suma a lista de autores que han dejado su impronta en la serie del mago bocazas por antonomasia. Para todo aquel que sepa cómo funciona esta cabecera, deberá saber que los guionistas se van sucediendo uno detrás de otro, algo que aporta una variedad bastante interesante a la serie puesto que cada una de las etapas son muy distintas unas de otras. Muchos de estos autores (casi todos) son de procedencia británica, un sello de calidad asegurada que ha dado algunos momentos clásicos y míticos dentro de la cabecera, los elementos siempre son los mismos pero la forma de mezclarlos y disponerlos en el tablero cambia de unas manos a otros. Garth Ennis, Jamie Delano, Warren Ellis o Peter Milligan, todos ellos escritores de primer nivel que han “jugado” con John Constantine hasta llevarlo a lo más hondo del arroyo, una práctica habitual y que parece agradar bastante al respetable.

La edición de ECC, dividida por autores, está llegando a su fin tras haber recopilado todo el material disponible, trescientos números, un puñado de especiales y alguna que otra miniserie, una labor titánica y digna de mención ya que el trabajo realizado es de diez. ‘Hellblazer de Andy Diggle’ supone otro paso más en este largo camino, otras veinte entregas más llenas de magia, humo de cigarrillos y chulería made in Constantine. El británico llega con las ideas muy claras, sabiendo lo que quiere contar y cómo lo quiere contar, para ello no duda en tomar prestados algunos elementos y personajes que ya aparecieron al principio de la serie. Su gran historia tendrá una introducción y tres grandes capítulos, un relato que se abre con el bueno de John encadenado a un árbol, con una marea creciente amenazando su integridad física y el socio de un mafioso que lo culpa de la muerte de su hija.

Un punto de partida tan impactante solo puede augurar cosas buenas e interesantes, como así es. Con muy poco, Diggle consigue finiquitar un “lastre” que el personaje llevaba en su espalda durante más de doscientos números: su pasado en Ravenscar. Esto dará paso a unos números en los que no faltarán esos ramalazos punk que tan bien le van a la serie y también conoceremos al enemigo de esta etapa, Lord Calvin Burnham, ministro de asuntos sociales y vivienda, cuya afición al ocultismo le hará chocar con nuestro mago. Si la diversidad en los guiones es toda una seña de identidad de Hellblazer, ¿qué podemos decir sobre los dibujantes que han pasado por sus páginas? Casi la totalidad de los números contenidos en este volumen corren a cargo de Leonardo Manco, un autor cuyo estilo sucio, oscuro y “pesadillesco” que recuerda por momentos a otro grande como es Bill Sienkiewicz le sienta fenomenal a la historia, pero no se queda la cosa ahí, ya que también tenemos a Danijel Zezelj, Giuseppe Camuncoli, Sean Philips y Sean Murphy, lo que supone todo un recital a los lápices con estos autores de primera fila. La inclusión de Diggle en la colección es otro acierto más como queda patente en este tomo (mencionar que hay algún fill-in en el que gente como Jason Aaron, Dave Gibbons y China Miéville le echan una mano), una entrega que nos deja ya a tan solo dos de dar carpetazo a una de las colecciones más míticas que ha dado el sello Vertigo y el comic en general, un tebeo que, viendo su versión más reciente, adquiere más peso en su vertiente clásica.
[Grade — 9.00]

Hellblazer de Andy Diggle

  • Autores: V.V.A.A
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 496
  • Precio: 40 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.