‘Héléna’, amor de jueves

De forma discreta —al menos en relación a lo que suma su vastísima oferta mensual “decera”— pero segura, ECC Ediciones sigue mes a mes insistiendo en ofrecer, al que suponemos sesgo muy minoritario de su público, propuestas venidas del otro lado de los Pirineos con las que hacer mucho más complejo el difícil arte del “qué comprar” al que los coleccionistas y amantes del tebeo del viejo mundo hemos de enfrentarnos semana a semana. Y si ayer mismo os traíamos ese volumen orientado a los fans acérrimos de Alejandro Jodorowsky, y en pocos os hablaremos de lo mucho que nos ha gustado ‘El resto del mundo’; hoy es turno de ‘Héléna’, integral con el que la editorial recoge los dos álbumes publicados por Bamboo Édition en la vecina Francia y que, perfecto contrapunto a la ciencia-ficción de ‘Showman Killer’ o al por ahora catastrófico realismo del volumen escrito y dibujado por Jean-Christophe Chauzy, despliega todos sus encantos adscribiéndose al drama de la misma manera que hacía, allá por noviembre, ‘¿Dónde quedaron los buenos tiempos?’, que también firmaba Jim.

Preñado de similar honda melancolía a la que hacía gala el citado volumen, si la historia que allí nos contaba el artífice de ‘Pequeños eclipses’ empezaba girando en torno a la pérdida y terminaba disertando sobre otras muchas cosas, la que Jim traza en ‘Héléna’ arranca como una historia de amor sacada de la típica comedia romántica estadounidense para, muy pronto en el transcurso de la narración, ir tornándose poco a poco en un animal muy diferente en el que el escritor nos habla del amor desde la obsesión, de lo que estamos dispuestos a engañarnos a nosotros mismos y de cuánto podemos llegar a renunciar con tal de tener cerca a la persona que amamos y de lo mucho que, en ese proceso, terminamos diluyendo a nuestro yo.

Y si parece “profundo” es porque ‘Héléna’ es una lectura que debe hacerse, como cualquier título adulto que se precie, en modos muy diferentes a los que uno acomete cuando se dispone a dejarse llevar por un tebeo de aventuras al uso. La seriedad de lo que aquí postula Jim, unida al soberbio trabajo de Lounis Chabane —gratísima sorpresa el descubrimiento de este artista de trazo que recuerda de manera inmediata a Manara y que trabaja con intensidad y detalle sus encuadres y, sobre todo, los fondos sobre los que se desarrolla la acción—, encuentra por el camino algún que otro escollo en forma de pequeñas trampas que el lector debe aceptar so pena de, de no hacerlo, salir despedido a empellones de la narración. Si estamos dispuestos a aceptar ciertas reglas y pasar por alto esos mínimos escollos, os garantizo que la lectura de ‘Héléna’, aún con ese giro final que parece puesto ahí para no terminar con un tono monocorde y gris, es de las que dejan cierto poso muy de agradecer si lo que uno busca en un cómic es algo más que un rato pasajero de evasión.

Héléna

  • Autores: Jim & Lounis Chabane
  • Editorial: ECC
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 160 páginas
  • Precio: 16,10 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.