‘Head Lopper. El cortacabezas y la Torre Carmesí’, fantasía teñida de rojo sangre

Dicha alegría proviene, fundamentalmente, del alegre y desenfadado talante que dimana de esta fantasía desbordante de personalidad por los cuatro costados. Una personalidad que atañe tanto al qué como, especialmente, al cómo. ¿Que qué nos cuenta Maclean aquí? La historia de Norgal, un mastuerzo de mucho cuidado que va por ahí cortando las cabezas de cualquier enorme bestia inmunda por la que pueda cobrar una recompensa. Su destreza no tiene parangón, así como su sentido de la justicia o su incólume perseverancia. Pero Norgal no está solo. Allá donde va, allí le acompaña la cabeza cercenada de Agatha Bruja Azul, una parlanchina hechicera de la que lo único que sabemos es que cree que no está muerta, que tiene un apetito insaciable aunque carezca de sistema digestivo para poder deglutir alimentos y…¡ah, sí!, que saca de sus casillas a nuestro guerrero protagonista hasta tal punto que éste llega a utilizarla como arma si así se tercian las cosas.

Segundo párrafo de los que dedicábamos el pasado verano al primer volumen que Norma nos hacía llegar de ‘Head Lopper‘, la muy personal y muy fantástica cabecera de Andrew MacLean, si os hemos incluido las líneas superiores en lugar de enlazaros la reseña de rigor es debido a que, por más que este sea el segundo volumen, las cosas en lo que a trama se refiere hayan avanzado y el relato que aquí hilvana el autor nada tenga que ver con lo que veíamos en su primer volumen, tanto el tono de la serie como aquello en torno a lo que gira la misma, sigue atendiendo de manera fiel a lo que exponíamos allá por julio del 2019; y si hay una sensación con la que se abandonan las casi doscientas páginas que conforman esta segunda aventura de Norgal —y compañía, que aquí hay mucha compañía— esa es la de haber pasado uno de los mejores ratos que se pueden pasar con un cómic en las manos.

Dungeon crawler en toda regla —entendiendo por tal al género de «mazmorreo» que tan popular es en el mundillo lúdico— la Torre Carmesí a la que hace referencia el título oculta tras sus altos muros toda una hueste de guerreros y toda una legión de trampas dispuestas a despedazar a la primera de cambio al insensato que se adentre en ella. De la mano de MacLean, este esquema se convierte en todo un derroche de imaginación y acción desbordante que, además, nunca olvida la dimensión que provoca el interés continuado de los lectores: la que cuida a los personajes, mima su evolución y termina enganchándonos más allá de lo que lo conseguiría cualquier otra virtud. Y creedme cuando os digo que de virtudes, ya sean las que cabría asignar al guión, ya las que atañen a unas páginas de un colorido asombroso —muy grande Jordie Bellaire—, un dinamismo espectacular y una personalidad reconocible a la legua, ‘Head Lopper’ sabe lo que «no está en los escritos». ¿A qué diantres esperáis para acercaros a ella?.

Head Lopper. El cortacabezas y la torre carmesí

  • Autores: Andrew MacLean
  • Editorial: Norma Editorial
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 196 páginas
  • Precio: 18,52 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.