‘Hal Jordan y los Green Lantern Corps Volumen 1: La Ley de Sinestro’, vuelta a lo clásico

Quédense bien con este nombre, Robert Venditti. Un guionista que desde esta página siempre ha contado con el respaldo necesario como para que sus obras sean recomendadas a todo aquel que quiera disfrutar de una buena lectura. “Echando los dientes” en terreno independiente, empezó a llamar la atención gracias a trabajos como “The Surrogates” y, especialmente, “X-O Manowar” para Valiant, dos títulos que supuraban originalidad y buenas maneras hasta el punto de auparlo hasta DC Comics y hacerse con los mandos de una franquicia importante como es la de los anillos de colores que tantas alegrías nos ha dado en los últimos años. Tomar el testigo del escritor estrella de la casa (Geoff Johns) no debe ser tomado a la ligera pero el bueno de Venditti no se arrugó lo más mínimo y rápidamente brilló entre todas las cabeceras de las recordadas Nuevas 52. Llegó “Renacimiento” y se realizó una limpia importante de autores, sin embargo, el guionista de Florida seguía ahí tras la criba, encabezando una nueva colección de la que ECC Ediciones nos trae sus primeras entregas en este ‘Hal Jordan y los Green Lantern Corps Volumen 1: La Ley de Sinestro’.

Venditti ha demostrado lo bien que se mueve en el terreno de la ciencia ficción, por lo que su elección para que restableciera el estatus olvidado durante la última etapa no cogió a nadie por sorpresa. Tras la espantada de un Hal Jordan que terminó por convertirse en un fugitivo, tocaba llamada al orden y volver a las raíces, al tono clásico que exigían unos personajes muy queridos por el gran público. De esta manera asistimos al resurgir de Jordan y al regreso de nombres ilustres como son Guy Gardner, John Stewart y los Lanterns supervivientes de todo lo acontecido recientemente en la colección. Todo girará en torno a la actual situación de los Sinestro Corps, actual autoridad en el universo que no duda a la hora de someter a cuantas civilizaciones y planetas se crucen en su camino. Evidentemente, nuestro Hal, no va a permitir tal injusticia y no duda lo más mínimo en hacerles frente con la ayuda de un nuevo anillo forjado a partir de su fuerza de voluntad. Poco a poco, la trama irá conectando a unos y otros dejando un panorama de lo más propicio para la acción y las batallas llenas de épica tan propias de la franquicia.

Venditti demuestra ser perro viejo en esto de los tebeos y, a pesar de las exigencias editoriales, no desecha todo lo construido desde su entrada en el título. Sabe muy bien lo que tiene que aprovechar y a partir de ahí va construyendo un terreno bastante fértil que promete dar sus frutos en un futuro. Para todo aquel que aún no esté seguro de todo lo expuesto hasta el momento, decirles que no va a faltar elementos tan interesantes (ya conocidos) como son los Corps del espectro emocional, personajes utilizados con anterioridad y que desempeñaron un papel más que importante. Y no podía faltar un apartado gráfico que se sometiera a las mismas exigencias argumentales en las que se mezcla lo novedoso y lo “no tan novedoso”. La renovación corre a cargo de un Rafa Sandoval delicioso que entrega páginas absolutamente electrizantes, llenas de acción y dinamismo que nos dejarán completamente abrumados por su explosividad. El tono continuista lo pone Ethan Van Sciver, ilustrador de la casa ligado al personaje desde hace años y cuyo estilo, fácilmente reconocible, lo convierte en el compañero de viaje perfecto para nuestro compatriota. Un volumen que fija las bases por las que se va a mover la franquicia a partir de ahora, dejándonos, por un lado, un panorama más que prometedor, y por otro, a unos aficionados deseosos de saber más. Paciencia, no hay otra ciencia.

[Grade — 8.00]

Hal Jordan y Los Green Lantern Corps Vol.1: La Ley de Sinestro

  • Autores: V.V.A.A.
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 336 páginas
  • Precio: 34.00 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.