Guía de lectura de Jason (y 3ª Parte)

Jason Guia de lectura 3

Concluimos el recorrido que empezamos hace cuatro días por la bibliografía del autor noruego Jason publicada en castellano por parte de Astiberri con los cuatro títulos que nos quedaban para llegar a ‘La isla de los cien mil muertos‘, la más reciente incursión de la editorial bilbaína en la obra de este magnífico y singular artista.

‘El carro de hierro’, Jason adapta un clásico de la literatura noruega

El carro de hierro

En este intenso repaso que hemos venido efectuando a la obra de Jason creo que ha quedado bien patente las muchas características que jalonan la producción del artista y lo recurrente que resulta encontrarnos en sus títulos con peculiares versiones de clásicos de la literatura o el cine (un medio que el autor adora a rabiar como bien se desprende visitando su blog).

Así las cosas, no debería ser de extrañar que a la hora de elegir una obra literaria que adaptar a sus particulares modos narrativos, Jason eligiera esta ‘El carro de hierro‘, una novela policíaca clásica de la literatura del país nórdico escrita por un tal Stein Riverton, pseudónimo que usaba Sven Elvestad…vamos, famoso periodista y autor dentro de los límites de las fronteras noruegas.

Cercano a los gustos de nuestro artista, ‘El carro de hierro’ sirve a Jason para volver a una de sus grandes pasiones, los relatos de corte hitchcockniano: componiendo las páginas siempre en una estructura clásica de dos por tres viñetas que casi nunca se rompe y usando un bitono negro/rojo, Jason se aproxima a una historia de engaños, amores imposibles y asesinatos que enseguida trae a la memoria a las novelas de Agatha Christie o las cintas del orondo realizador británico, con un http://catswithoutdogs.blogspot.com.es/.

‘Los hombres lobo de Montpellier’, ¿Blake Edwars y licántropos?

Los hombres lobo de Montpellier

Situando la acción del cómic en el barrio parisino al que se muda a partir de 2007, Jason mezcla en ‘Los hombres lobo de Montpellier‘ el sentido narrativo casual que Blake Edwards exponía en su espléndida ‘Desayuno con diamantes‘ con la temática licántropa desarrollada por John Landis en ‘Un hombre lobo americano en Londres‘.

Tan ecléctica mezcla deviene en un ejercicio algo pobre para los estándares a los que el autor nos tiene acostumbrados y, a la postre, ni una ni otra influencia marca a fuego una lectura que vuelve a discurrir por los mismos senderos de melancolía, amor imposible y profundo existencialismo que emana de cada una de las páginas de cualquiera de sus obras.

Poco más que anecdótica, ‘Los hombres lobo de Montpellier’ se destapa como uno de los momentos creativos más vanos en el devenir artístico de Jason, no en cuanto a narrativa gráfica (ahí no hay quien le discuta nada al noruego) pero sí en lo que respecta al pequeño pero molesto matiz de insatisfacción que queda como poso de esta obra de rápido consumo y muy desenfadado talante.

‘Athos en América’, mejor en pequeñas dosis

Athos en America

Como ya hiciera en ‘Low moon’ y antes en ‘En pocas palabras’, ‘Athos en América‘ es una recopilación de historias cortas en las que el Jason vuelve a mezclar las más dispares referencias al séptimo arte para crear relatos fascinantes que nunca dejan indiferente, haciendo gala el artista de un eclecticismo brutal a la hora de variar el tono de una narración a otra.

Así, en las páginas del volumen hay lugar para un relato de historias cruzadas a lo Robert Altman con ‘La mosca’ de Neumann/Cronenberg como protagonista de una de ellas, o una intriga de prófugos y deudas pendientes que parece sacada del Hitchcock más enrevesado, pasando, cómo no, por aquella que da título al tomo y en la que Jason recurre al protagonista de ‘El último mosquetero’ para rendir, en forma de precuela de ésta, un homenaje al cine clásico.

En definitiva, todo un compendio de lo mejor que puede hacer el noruego en unas minúsculas dosis que, con tan sólo cuatro viñetas por página (una estructura que no se altera ni un ápice a lo largo de las casi doscientas que componen el volumen), son una excelente muestra de la gran capacidad del autor a la hora de condensar ideas.

‘La isla de los cien mil cadáveres’, Jason se pone en manos de Vehlmann

La isla de los cien mil muertos

Si ‘El carro de hierro’ suponía un hito en la bibliografía de Jason por ser el primer guión no original de sus títulos, ‘La isla de los cien mil muertos’ repite singularidad por un motivo bastante parecido, ya que el espléndido e hilarante relato que aquí se nos narra no es obra y gracia del noruego sino del francés Fabien Vehlmann, guionista de títulos como ‘Green Manor‘ o la excelente ‘IAN‘ (ambos editados en nuestro país por Dib-buks).

Y aunque sería de recibo pensar que el ponerse en manos ajenas despersonaliza el resultado final, es sorprendente observar como el guión escrito por Vehlmann se adapta como un guante a lo que uno espera encontrar cuando abre un volumen firmado por Jason. Así, volvemos a encontrar una historia de clara inspiración literaria que, tomando como punto de partida ‘La isla del tesoro‘ de Stevenson, discurre por muy particulares derroteros.

Dichas particularidades consisten en cambiar a Jim Hawkins por una chica, a la isla de su mapa por un lugar donde se asienta una particularísima escuela en la que se imparten clases de tortura para formar a verdugos y al tesoro por la búsqueda de la primera de su desaparecido progenitor.

Como trasfondo de todo ello, seguimos encontrando el mismo discurso melancólico que ampara en este caso a una clase diferente de amor, el paterno-filial, conformando el tándem Jason-Vehlmann un hallazgo sorprendente que, sinceramente, me gustaría ver explotado en futuros proyectos.

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en