‘Grandville Mon Amour’, de tejones y perros

GrandvilleMAPortada

Por más que me lo pregunto no logro saber el porqué me gusta tanto la obra de Bryan Talbot. Su estilo cándido y a veces inofensivo no debería llamarme la atención, sin embargo, desde que cayó en mis manos aquel especial de ‘Sandman‘ en el que se plasmaba la historia de amor entre Orfeo y Eurídice, siempre le doy una oportunidad a lo que lleve la firma del británico. Si encima hay detectives y ambientación steampunk, lo único que se puede hacer es devorar el cómic en cuestión.

La carrera de Talbot está marcada por una serie de obras que le proporcionaron el empujón definitivo para que los aficionados lo tomaran como un autor de los de peso. Sus colaboraciones con Gaiman, la saga de Luther Arkwright y, sobre todo, ‘El cuento de una rata mala‘, recientemente publicada por Astiberri, muestran a la perfección el terreno en el que mejor se mueve el autor, historias que van desde los abusos a menores hasta la ciencia ficción apocalíptica situada en universos paralelos, todo ello aderezado con su estilo inconfundible.

Corría el año 2009 cuando aparecía la primera entrega de ‘Grandville‘, un mundo habitado por animales antropomórficos donde Francia había ganado las Guerras Napoleónicas e invadido el Reino Unido. Las aventuras detectivescas, deudoras de las de Sherlock Holmes, se mezclaban con toda una serie de artefactos increíbles que hacían la narración mucho más interesante y la vida más sencilla al Inspector Archibald LeBrock , un tejón con una capacidad innata para resolver misterios e inmiscuirse en problemas.

GrandvillePagina1

Grandville Mon Amour‘ es la segunda entrega de la serie y la acción transcurre tres semanas después de la primera aventura y esta vez LeBrock tendrá que hacer frente a un antiguo guerrillero urbano, Edward Perro Loco Mastock, quien logra escapar de su ejecución y acaba sembrando el terror por todo Londres. La narración bebe directamente de la mejor tradición Doylista y Hitchcockniana y lo que la hace más grande es que Talbot no oculta en ningún momento estas influencias, las muestra desde la primera viñeta e invita al lector a disfrutar de este viaje apasionante y frenético.

Resta ahora esperar movimientos de mano de Astiberri y de Talbot. Por parte de la editorial, para que publique la tercera entrega de la serie, Bête Noire, que vio la luz en 2012 y en lo que al autor respecta, para que se ponga manos a la obra y empiece a facturar nuevas aventuras de LeBrock, ya que tal y como ha montado el tinglado, esto puede durar bastante tiempo. Que asi sea.

Grandville Mon Amour

8PURA AVENTURA
  • Autores: Bryan Talbot
  • Editorial: Astiberri
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 104
  • Precio: 16 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.