Glosario USA: El Comics Code (II)

senado.jpg

Como vimos en la primera parte de este post, tras largos debates tanto entre los senadores como entre los editores, ese mismo año, el 26 de Octubre de 1954 se instituyó el Comics Code. Como el senado había pedido la autorregulación voluntaria de los contenidos de los comics, el Comics Code tenía por tanto carácter voluntario. Ideal de no ser por el hecho de que las principales empresas de distribución se negaban, en muchos casos, a distribuir comics sin el sello de aprobación.

Una política semejente tenían los vendedores de comics, que sólo realizaban pedidos de aquellos comics que tuvieran el sello, ya que de lo contrario podrían tener problemas, no legales, si no más bien vecinales, y es que nadie quería ser responsable de perturbar las mentes de los dulces e inocentes infantes. En este segundo artículo dedicado al Comics Code Authority voy a hablaros de los artículos del código y de las consecuencias de su implantación.

El Comics Code es un pequeño código de cuarenta y un artículos, treinta y dos con los estándares para el contenido del cómic y nueve para la publicidad, y reza así:

Estándares Generales «A»
Este apartado estaba centrado en el crimen y su representación. Siempre el crimen debería presentarse como algo no placentero y sórdido, su representación debe ser sin detalles, y las escenas que representen crímenes truculentos o con excesiva violencia están prohibidas. Los criminales no tendrán una posición que pueda incentivar su emulación, y siempre recibirán castigo. Las fuerzas del orden se presentarán de forma respetuosa y nunca de manera que provoque desconfianza hacia ellos. A parte, la palabra crimen en el título deberá ir siempre acompañada y no debe ser de un tamaño superior al resto de las palabras del título.

La representación del uso de drogas, naturalmente, estaba prohibida de forma implícita, pero en 1971 el Departamento de Salud, Educación y Bienestar de los Estados Unidos encargó a Stan Lee realizar un cómic donde se denunciase el consumo de drogas. Stan Lee escribió una saga de tres partes en los que Peter Parker descubría que Harry Osborn consumía droga. Estos comics, Amazing Spider-Man #96-98 (mayo a julio de 1971), salieron a la venta sin el sello del Comics Code, presentando un precedente. Ese mismo año se revisó el código y la asociación permitió la representación del uso y adicción de drogas siempre que se muestren como un hábito malo y vicioso. En septiembre de ese mismo año apareció la famosa historia «Speedy es un yonki» en las páginas de Green Lantern/Green Arrow #85-86, este cómic ya venía con el sello.

drogascomics.jpg

Estándares Generales «B»
En este apartado se prohibía el uso de las palabras horror y terror en el título de los comics, además prohibía la representación de escenas de horror, derramamiento de sangre excesivo, crímenes sangrientos o truculentos, depravación, lujuria, sadismo o masoquismo. Las historias que traten sobre el Mal deberán ser usadas sólo cuando la intención es ilustrar un ejemplo moral, y no se mostrará de forma seductora. Así pues también estaban prohibidas las historias de muertos vivientes, tortura, vampiros y vampirismo, fantasmas, canibalismo y hombres-lobo.

Es una parte menos extensa y está centrada en el cómic de terror y las manifestaciones del terror en el resto de comics. Veíamos de la noche a la mañana la desaparición de series e incluso de editoriales. EC comics, editorial especialista en comics de terror y crímenes fue la editorial ‘importante’ que más sufrió con este código, de hecho no duró ni un año desde la institución del código. Hay una curiosidad bastante chula con este apartado y es que una vez Steve Ditko dibujó la historia de una dama en la alta sociedad que bailaba con el diablo en un baile de máscaras. Pero el Diablo era de verdad, por lo tanto no pasaría el Código y tuvieron que agregarle dos pequeñas viñetas para que pudiera pasar.

ditkodevil.jpg

En la revisión de 1971 se permitió también el uso de vampiros, fantasmas y otras figuras de terror siempre que se hiciera en el modo clásico de Drácula, Frankestein y obras del corte Edgar Allan Poe y similares. Por cierto, que hay una leyenda urbana que dice que Marv Wolfman tuvo que usar un pseudónimo por causa de su apellido, al no poder hablarse de hombres-lobo. Pero creo que esa leyenda es falsa ya que para trampear un poco el código se creó un personaje llamado Man-Wolf, que era un hombre lobo, pero sin serlo oficialmente, es decir, no era un were-wolf.

Estándares Generales «C»
Esta parte era más general y hablaba sobre el contenido de los diálogos, los cuales deben ser respetuosos y no obscenos, los desnudos quedaban prohibidos, así como la exageración de los atributos femeninos. También tocaba el tema del matrimonio, obligando a representar el divorcio como algo no deseable, y en cuanto a la sexualidad prohibiendo la representación de escenas de sexo y la representación de relaciones ilícitias y anormales.

En cuanto a la publicidad del cómic, se prohibía toda aquella que tratase sobre armas, libros sobre sexualidad, alcohol y tabaco, fuegos artificiales… en definitiva, todo lo que pudiera perturbar a los lectores de comics.

A lo largo de los años algunos artículos del código han quedado obsoletos, como por ejemplo el artículo que atañia a la homosexualidad, y el Código ha sufrido varias actualizaciones. Las editoriales han ido abandonando su sumisión al sello y en la actualidad sólo dos editoriales grandes siguen usando el código, Archie Comics y DC, aunque esta última sólo en algunos títulos de la línea DC Universe.

Imagen | Dial B For Blog
Más Información | Texto (inglés) del Comics Code de 1954
En Zona Fandom | Glosario USA: El Comics Code (I)

Etiquetas

Albertini @Albertini

Cómics, libros y televisión es de lo único que practico diariamente. Si el tiempo me deja, de eso me gusta hablar en todos los sitios donde les convenza de que tengo criterio cuando en realidad no.

Compartir este Artículo en