‘Giant Days Volumen 8’, risas y buen rollo, ¿alguien da más?

Mientras escribo estas líneas, me mira de reojo desde la pila de lecturas pendientes el primer volumen de “By Night”, serie (también) guionizada por John Allison y que aún está calentito gracias a la fuerte apuesta que Fandogamia parece haber hecho con el autor y con un tipo de comic que está dirigido a un público muy concreto. Mientras me decido a meterle mano, ahora le toca el turno a este ‘Giant Days Volumen 8’, una delicia de colección que, si nos llegan a decir hace siete entregas atrás hasta donde iba a llegar la odisea universitaria de estas amigas, pocos nos hubiéramos creído las proféticas palabras. Un slice of life protagonizado por tres amigas estudiantes bastante distintas entre sí y que derrocha simpatía y buen rollo desde cada una de sus páginas. Que sí, que se aleja del trascendentalismo del comic actual y de la complejidad que tantas veces nos encontramos, pero que es gracias a esa sencillez y ligereza por lo que nos tienen embelesados desde el primer tomo.

A estas alturas de la película sobran las presentaciones, la situación de cada una de nuestras chicas suele ser bastante cambiante de una entrega a otra, ya sea en el terreno estudiantil o sentimental. Este octavo volumen no va a ser menos y a lo largo de los cuatro capítulos que se recopilan nos vamos a encontrar a todo el grupo de personajes interactuando unos con otros e intentando llevar una vida poco monótona pero sin descuidar los estudios. De esta manera Esther va a encontrar en Emilia, la novia de McGraw, a su némesis de la clase de Literatura Romántica (sí, está intentando hacerle sombra); la buena de Esther también se aliará con Susan para intentar quitarse de encima a la novia de Daisy, Ingrid; el bueno de Ed desplegando sus habilidades para el ligoteo o la posibilidad de un cambio de residencia por parte del grupo de amiguísimas. Pueden observar que el mecanismo se mantiene con respecto a lo que llevamos leído hasta el momento pero, a la misma vez, las tramas no dejan de avanzar.

En este afán por no quedarse estancado en la complacencia, el avance mencionado ocurre con un matiz que antes no habíamos visto: habrá algunos capítulos que tendrán continuidad en el siguiente, vamos, ya no hay subtramas más o menos ligeras para buscar el chascarrillo fácil. Sí señor, Allison se deja de tonterías e irá anticipando datos para que nos vayamos haciendo el cuerpo pensando en lo que se avecina en la serie. Sirva como ejemplo Ingrid que será uno de los personajes más recurrentes en este sentido ya que muchos momentos delirantes la tendrán a ella como epicentro: facturas de la luz siendo infladas y cierto trato con sus compañeras que deja bastante que desear. Y que nadie se vaya todavía, incluso los españoles vamos a tener nuestro momento de gloria en este volumen aunque tirará de tópicos y el retrato queda algo alejado de la realidad. Pero bueno, como anécdota no está mal. El trabajo de Allison y su compañera Max Sarin sigue funcionando a las mil maravillas, se nota lo compenetrados que están a la hora de facturar este “Giant Days”. Una relación profesional que llegó empezada la serie pero que ha ido afianzándose con el paso de los números y ha alcanzado un nivel difícil de superar. Resulta bastante gratificante y sorpresivo el saber que una de las mejores sitcom del momento no se encuentra en la televisión, no. Esa la vamos a encontrar en nuestra librería preferida buscando por la “G”.

[Grade — 8.50]

Giant Days Volumen 8

  • Autores: V.V.A.A.
  • Editorial: Fandogamia
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 112 páginas
  • Precio: 10.00 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.