‘FRNCK vol.4. La erupción’, golpe maestro

¡¡Vaya giro inesperado que acaba de dar ‘FRNCK’ con esta cuarta entrega!! ¡¡VAYA GIRO!!

Creo que lo he dicho en muchas ocasiones: me encanta que un tebeo, bien me lo ponga difícil para poder anticiparme a lo que en él vaya sucediendo, bien se saque de la manga giros que, por mucho que uno lleve en lo alto incontables historias, no se puedan prever. Y esto último es lo que menos habría esperado de ‘FRNCK‘, no porque dudara de la capacidad de la serie publicada por Dibbuks de mostrar una mano inesperada y dejarnos a los lectores patidifusos, sino porque en el transcurso de los tres álbumes previos, nada apuntaba, al menos hasta donde servidor los recuerda, a que, llegado este cuarto, las cosas se iban a poner tan sumamente interesantes.

No creo necesario apostillar que, con 180 páginas previas, resulta de todo punto imposible revelar la naturaleza del giro que Olivier Bocquet imprime al discurrir de las aventuras prehistóricas de ese huérfano de 13 años que es Franck. Baste decir que si la serie me estaba convenciendo bastante hasta la anterior entrega por esa mezcla sin complejos que hacía entre ciencia-ficción, humor y un «puntito serio» nada desdeñable, lo que aquí tiene lugar, cuando al álbum le quedan ocho páginas para finalizar, es de esos recursos cargados de cierta poesía y considerable rima que le dejan a uno, a la par, con una enorme expresión de satisfacción y unas ganas locas de saber por qué derroteros continuará la serie cuando, con el quinto volumen —titulado ‘Caníbales’—, dé comienzo un segundo ciclo que, a poco que mantenga el nivel, nos deparará a los lectores más alegrías de las que hasta ahora nos ha dado.

FRNCK vol.4. La erupción

  • Autores: Brice Cossu y Olivier Bocquet
  • Editorial: Dibbuks
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 60 páginas
  • Precio: 13,30 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.