‘Flashpoint’, el final de un universo

Flashpoint-portada

Cuando ‘Flashpoint‘ se anunció hace poco más de dos años como el acontecimiento que desembocaría en el total reinicio del Universo DC, sirvió en bandeja una polémica que provocó encendidísimos comentarios entre los aficionados, incendiando la blogosfera con airadas reacciones que iban desde el estupor al odio encarnizado contra una empresa que, de un plumazo, se estaba cargando décadas de continuidad. Como siempre suele pasar en internet, el tiempo ha puesto las cosas más o menos en su sitio, y de aquellas gigantescas hogueras que muchos se apresuraron a encender hoy quedan sólo unos pocos rescoldos.

Dejando de un lado lo que ya he dicho por activa y por pasiva cada vez que me he referido al NuDC y lo poco convincente que resultan sus colecciones en términos generales (con honrosas excepciones, claro está), centremos nuestra atención exclusivamente en lo que Geoff Johns y Andy Kubert desarrollaron en los cinco números que componen este evento.

Dando continuidad a lo que había venido exponiendo en las páginas de su magnífica ‘Flash‘, Johns arranca ‘Flashpoint’ desubicando por completo a Barry Allen y dejando al lector completamente atónito: en el denodado intento por salvar a su madre de la muerte, Flash ha conseguido abrir las puertas a un universo alternativo en el que nada es cómo debiera ser, en el que Batman es Thomas Wayne, Superman fue capturado por el gobierno y no adoptado por los Kent, Wonder Woman y Aquaman tienen declarada la guerra a la humanidad y los pocos superhéroes que intentan defenderla deberán aliarse para evitar una catástrofe de proporciones globales. Y en el epicentro de todo ello un Allen que, sin poderes y con el recuerdo de lo que fue desvaneciéndose en su memoria, tratará por todos los medios de que las cosas vuelvan a su cauce.

Escrito con su habitual efectividad pero con cierta desgana, Johns no hace gala aquí del espectacular nivel que lucía en ‘Green lantern‘ o en diversos momentos de ‘Flash’, y aunque el cómic se consume en un suspiro, y muchas de sus ideas «molan», la lectura no deja ningún tipo de huella por cuanto, como escalón final, ninguna consecuencia se ha derivado de ella más allá de lo que sus últimas páginas suponen como punto de partida al NuDC. Harina de otro costal es el espléndido dibujo de Andy Kubert, que vuelve a demostrar la valía de su limpia narrativa y lo espectacular de sus composiciones, encontrando aquí lucimiento constante para las mismas en las recurrentes splash-pages.

Flashpoint

7SPLASH-TACULAR
  • Autores: Geoff Johns & Andy Kubert
  • Editorial: ECC
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 144
  • Precio: 13,95 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.