‘Evaristo’, una negrura muy BRILLANTE

Por estos lares somos, porque así lo hemos afirmado en incontables ocasiones a lo largo de los años, grandes amantes —incondicionales nos atreveríamos a auto-calificarnos— del noir. Bajo esa tesitura, nos dejamos enamorar por cualquier propuesta que tenga a bien devolvernos a la época dorada del cine de Hollywood en el que el género dio tanto de sí, y adoramos a Ed Brubaker por haber llevado a las cotas a las que lo ha llevado a una forma de contar historias de la que nunca nos cansaremos. Pero es que, claro está, es como para cansarse cuando uno se da de bruces con ejemplos como este ‘Evaristo‘ que, leyenda del noir, ahora recupera Norma en un volumen al que le resulta incómodo calzarse el apelativo de paradigma por quedársele algo pequeño.

Choque explosivo entre dos titanes sin par del tebeo argentino, ‘Evaristo’ —que se basa en Evaristo Meneses, un policía real que fue apodado como el Elliot Ness argentino por su integridad y por la forma en la que hizo temblar al hampa de Buenos Aires, es expositor del talante orfebre que destilaban Carlos Sampayo y Francisco Solano López cuando se ponían a ello. De hecho, es de tal calado la sinergia que se genera entre uno y otro, que hablar por separado de los dos, como solemos hacer cuando nos enfrentamos a la reseña de cualquier tebeo, resulta cuanto menos complicado.

De una de las dos patas de la legendaria ‘Alack Sinner‘ sólo se puede apuntar, más allá de lo que ya afirma el ser autor del citado título, que la inteligencia extrema con la que construye los pequeños relatos que conforman ‘Evaristo’ sólo es comparable a lo que exige del lector a la hora de acercarse a ellos, tratándonos como entes pensantes que no necesitamos todo mascado y que vamos a saber apreciar la construcción de unas historias que siempre se mueven a lo largo de líneas poco o nada acomodaticias y que presentan a un héroe que coquetea de manera firme con el anti-heorismo para conseguir aquello hacia lo que su sentido de la justicia le impele. A ello viene a unirse una cínica voluntad por parte de Sampayo de airear los peores valores de la humanidad en los antagonistas de Evaristo, algo que provoca que la lectura sea un constante dechado de virtudes en lo que a riqueza de personajes se refiere.

Y, claro está, cuando todo ello viene adornado por el trazo de Francisco Solano López, poco más se le puede pedir a un tebeo: cuando llega aquí, a principios de los ochenta, el trazo del artista de ‘El Eternauta‘ ha recorrido considerable camino desde las planchas de la mítica cabecera que lo unió a H.G. Oesterheld, traduciéndose ese recorrido en una ostensible mejora, no de sus formas narrativas, que ya eran impecables en el referente de la ciencia-ficción en viñetas, sino en un trazo que ha ganado en profusión y en calidad y que no escatima en detalles ni en primer ni en segundo plano, dándolo todo en una definición exhaustiva y espectacular de personajes y dejándose la piel en que los escenarios que les sirven de complemento nunca se limiten a entornos vacíos.

l resultado de dicho esfuerzo es un conjunto prodigioso, lleno de vida y expresividad y cargado de intenciones que complementan de manera maravillosa lo que Sampayo pone en juego en los afilados y cortantes casos que llevan a Evaristo a toparse de bruces con lo peor que pueden ofrecer las calles de la capital argentina. Un tebeo para masticar con lentitud, para saborear en todos sus aromas y para digerir con tranquilidad, apreciando sin prisas los incontables matices que las dos leyendas que lo firmaron tuvieron a bien aportar a un vehículo por el que no ha pasado tiempo alguno.

Evaristo

  • Autores: Carlos Sampayo y Francisco Solano López
  • Editorial: Norma Editorial
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 232 páginas
  • Precio: 29,50 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.