‘Essex County’, Lemire primiGenio

Resulta chocante que, habiendo leído la práctica totalidad de lo que Jeff Lemire ha producido en la última década y media, hasta ahora no me hubiera acercado a ‘Essex County‘, la obra con la que se dio a conocer y, según muchos, el mejor exponente de lo que el guionista y dibujante ha tenido a bien regalarnos a los que seguimos su trayectoria con interés cada vez más denodado. Que conste que el no haberle hincado la dentada a tan puntal título no se debía a una flagrante falta de interés, sino más bien a que, siempre ocupado con las incontables lecturas cuyas reseñas os ofrecemos día a día en esta vuestra página, la posibilidad de sacar tiempo para dedicarlo a otras obras se ha visto reducida con el paso de los años a casi inexistente —algo que esta cuarentena en la que estamos ha cambiado radicalmente, permitiéndome ponerme al día de muchos álbumes que cogían polvo en mi tebeoteca desde hacia meses—. Pero, gracias a Astiberri, he podido remediar tal ausencia de mi bagaje tebeístico y, al hacerlo, cerrar de alguna manera la comprensión de muchos de los mundos que ha visitado el canadiense en sus viñetas.

De hecho, dejando fuera a la vertiente más superhéroica de su tebeografía, todo lo que el artista norteamericano ha expuesto en cabeceras como ‘Un tipo duro‘, ‘Royal City‘, ‘Plutona‘, ‘Underwater welder‘ o incluso en títulos más fantasiosos como ‘Sweet Tooth‘ o la extraordinaria ‘Gideon Falls‘, bebe, y mucho, de este compendio de vidas cruzadas que, en el marco de una versión imaginada de la ciudad natal de Lemire, sitúa a un pequeño grupúsculo de personajes con tales taras emocionales que parecen salidos de esa américa profunda de la que tanto ha bebido el cine de género: dos hermanos, un chaval y una enfermera son los cuatro polos en torno a los que Lemire, con su más que reconocible trazo, y un juego de constantes idas y venidas temporales perfectamente engarzadas —nunca tiene uno la sensación de perderse en los incontables saltos que va efectuando la narración—, hace orbitar un ambicioso tejido que parece no querer hablar de nada pero termina enarbolando una lúcida reflexión sobre la erosión del tiempo en nuestra especie, la relevancia de la memoria o las muchas cuitas que conforman eso que llamamos familia.

Bajo un manto de considerable pesadumbre —la misma que, indefectiblemente, quizás a causa de su forma de dibujar, ha envuelto los títulos que citaba más arriba— ‘Essex County’ es, ante todo, un tratado de considerable elocuencia e inusitado verismo sobre la condición humana por más que esté limitado a un enclave geográfico muy concreto y a tan limitado número de actores. Sólo por ello merece la pena acercarse a esta nueva edición que la editorial bilbaína hace del cimiento base de la producción del artista, pero os garantizamos que, de llevaros a casa el volumen, encontraréis muchos más motivos para caer rendidos ante el inconmensurable talento que, tan temprano en su carrera, mereció nominaciones a los Eisner y Harvey y sentó las bases de una trayectoria que, desde entonces, no ha hecho más que refrendar lo único y genial de la forma con la que Jeff Lemire nos traslada a su particular —y maravillosa— manera de ver el mundo.

Essex County

  • Autores: Jeff Lemire
  • Editorial: Astiberri
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Páginas: 512 páginas
  • Precio: 23,75 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.