‘Escuadrón Suicida Volumen 4: La Directriz Jano’, ochenteando entre sombras

La añorada década de los ochenta, momento en el que nuestro querido John Ostrander estaba “on fire” en DC Comics, nos dejaba un buen puñado de cabeceras en las que los asuntos turbios y los negocios en las sombras eran uno de los elementos principales de cuantos se podían encontrar en sus páginas. El guionista se encargaba de bastantes series a la vez y, a todas ellas, les imprimía su sello tan característico, matices que las hacían fácilmente reconocibles al potencial comprador. Sin embargo, de entre todas ellas, hay una que resultó ser la niña de sus ojos, una cabecera en la que culminarían muchas de las ideas que le rondaban por la cabeza y que, gracias a ECC Ediciones, podemos disfrutar de una de las sagas más ambiciosas de cuantas se facturaron. Razón de más para leer con autentico ansia este ‘Escuadrón Suicida Volumen 4: La Directriz Jano’, un crossover en el que no faltan agencias gubernamentales pujando por hacerse con el trozo más grande del pastel.

En la trama principal nos vamos a encontrar todo lo necesario para pasar un rato de lectura de los más intrigante y entretenido. Todo comienza con una reunión en la que Amanda Waller intercambia cierta información con Harry Stein, su homólogo al frente de otro proyecto como es Jaque Mate. Todo gira en torno a La Directriz Jano, algo desconocido por el momento pero que involucra a las distintas agencias de inteligencia del Gobierno, con metahumanos jugando a dos bandas y, sobrevolando por encima de todos, una guerra que involucra a todos ellos. Obviamente, este relato, supone un punto de inflexión en la colección, una historia que tendrá consecuencias y donde se suceden sin descanso multitud de giros argumentales, traiciones y alianzas inesperadas. Eso sí, una pequeña advertencia a los lectores más jóvenes del lugar, estamos ante un tebeo que cuenta con treinta años a sus espaldas, hay que leerlo con cierta perspectiva ya que muchas cosas han cambiado.

Esta cuarta entrega es la primera en la que nos vamos a encontrar material que nunca antes había visto la luz en nuestro país, números que la extinta Zinco nunca llegó a publicar. En el volumen de ECC se recogen comics pertenecientes a distintas series, todas las que conforman este cruce de grupos y personajes. No es de extrañar pues que en los créditos podamos ver acompañando a Ostrander a gente como Cary Bates, Greg Weisman, Kim Yale o Paul Kupperberg, todos ellos encargados de guionizar cabeceras como Checkmate, Manhunter, Captain Atom o Firestorm The Nuclear Man. Jugada que se repite también en la parte gráfica en la que encontraremos a un nutrido grupo de ilustradores de la época, días en los que los focos de la fama apuntaban a “obreros” de los lápices como Doug Rice, Grant Miehm, John K. Snyder III, Pablo Marcos, Rafael Kayanan, Rick Hoberg, Steve Erwin y Tom Mandrake. Esta “Directriz Jano” supone un pequeño alto en el camino de todo lo que estaba construyendo Ostrander en la colección, un paréntesis tan necesario como interesante que recoge a la perfección todos los elementos que se han ido mostrando desde el principio de la serie. Seguimos avanzando.

[Grade — 8,50]

  • Autores: V.V.A.A.
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 296
  • Precio: 29,50 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.