‘Escuadrón Suicida: El Origen de Harley Quinn’, este no es mi Escuadrón

Escuadrón Suicida

Cuando con todo el lío de The New 52, DC anunció una nueva encarnación del ‘Escuadrón Suicida‘, la verdad es que tenía curiosidad. Por un lado el concepto me gusta mucho, a pesar de que creo que las etapas anteriores tampoco son nada del otro mundo (bueno, no están mal, pero a mí no me entusiasmó la etapa de Ostrander). Cuando en septiembre de 2011 leí el primer número me pareció poco más que correcto… con mis reparos y tal, pero no estaba mal.

Así que ahora que ECC ha decidido sacar el primer arco de la serie, bajo el título de ‘El origen de Harley Quinn‘, no dudé en volver a echarle un vistazo para comprobar si siguen siendo vigentes esas primeras impresiones. Y la verdad es que sí, para bien y para mal.

‘Escuadrón Suicida: El origen de Harley Quinn’, está escrito por Adam Glass, a quien hemos podido leer recientemente en ‘Deadpool Pulp’ y dibujado por varios artistas entre los que nos encontramos a Federico Dallochio, Ransom Getty, Cliff Richards, Clayton Henry e Ig Guara. Claro, con tanto artista suelto es imposible hablar apropiadamente del dibujo. De hecho, a pesar de tener estilos más o menos similares es Clayton Henry el que más destaca y más proporciona esa sensación de heterogeneidad.

Nos encontramos con un nuevo escuadrón paramilitar comandado por Amanda Waller: un grupo de supervillanos, presos en Belle Reve, son usados para realizar misiones secretas y peligrosas a cambio de rebajar la condena e incluso evitar la cadena perpetua. Estos son King Shark, Deadshot, Diablo, Voltaico, Araña Negra y Harley Quinn.

Adam Glass tenía dos opciones: realizar un buen cómic de acción o hacer una historia más centrada en el desarrollo de los personajes (como ‘Los Seis Secretos’ de Gail Simone, secuela/spin-off de ‘Escuadrón Suicida’). Ha optado por la primera opción, pero sin dejar de lado el drama personal de cada personaje aunque de forma leve. Claro, es un tomo muy centrado en Harley Quinn, sobre todo el segundo miniarco que compone el volumen, por lo que veremos el origen del personaje.

Tengo la sensación de que el recuerdo de la serie de Ostrander juega claramente en contra a la hora de leer (y opinar) ‘Escuadrón Suicida’. Nos encontramos con un Adam Glass que, al decidir tirar por la acción y el palomiterismo comiquero, obvia algunas de las características más importantes del Escuadrón Suicida de toda la vida. Y es que la peor parte se lo lleva Amanda Waller con ese rediseño de culos y tetas… porque en el Nuevo Universo DC no puede haber chicas del tamaño de un armario, poderosa, persuasiva y a la que no tose ni Batman (hay una escena mítica en la que Wayne sale escaldado de un encuentro con Waller). Esa no es Waller ni física ni psíquicamente.

El dibujo tiene sus más y sus menos. Ya he comentado que es un cómic irregular artísticamente. Aquí nos encontramos dos estilos principales, el de Dallocchio y el de Henry. Y cada uno con sus pros y sus contras, aunque sin duda el mejor de los dos es el del último. En definitiva ‘Escuadrón Suicida: El Origen de Harley Quinn’ es un poco más que correcto cómic de acción. Con un toque gamberro y cierto humor negro Adam Glass hilvana un tomo que entretiene, pero si buscas algo más puede que decepcione.

FICHA TÉCNICA: Escuadrón Suicida: El Origen de Harley Quinn
  • Autores: Adam Glass, Federico Dalocchio et al.
  • Editorial: ECC
  • Formato: Rústica / 184 páginas / Color
  • Precio: 16,95 euros
Review Escuadrón Suicida

En ZonaFandom | ‘Suicide Squad’ 1, potente número de introducción

Etiquetas

Albertini @Albertini

Cómics, libros y televisión es de lo único que practico diariamente. Si el tiempo me deja, de eso me gusta hablar en todos los sitios donde les convenza de que tengo criterio cuando en realidad no.

Compartir este Artículo en