‘Escapo’, magistrales sensaciones

Escapo

Desde que lo descubriera, casi por casualidad, con ‘Batman. Año 100’, la fascinación ha sido la tónica reinante cada vez que ha caído alguna obra de Paul Pope en mis manos. No es para menos cuando las que así lo han hecho responden a nombres como ‘Heavy Liquid’, ‘100%’, las espectaculares páginas de Kamandi que el artista ilustró para ‘Wednesday Comic’, ‘Negative Burn’, el número que la serie ‘Solo’ le dedicó o, por supuesto, la magnífica ‘Battling Boy’, proyecto que ha generado un par de espléndidas secuelas dibujadas por nuestro inmenso David Rubín, cuyo estilo bebe directamente del de Pope en no pocos aspectos. A esos títulos venía hace unos meses a añadirse —y nunca se lo podremos agradecer suficiente a Norma— la edición remasterizada de ‘Escapo’ que hoy es objeto de nuestra atención.

Publicada originalmente a finales de los noventa, y recoloreada de forma soberbia en las páginas del presente volumen, lo que quizás resulte más asombroso de ‘Escapo’ es que la absoluta fascinación que provocan sin excepción todas y cada una de sus páginas tengan como sustento un raquítico esqueleto argumental que arranca in media res y termina en nada, configurándose en el ínterin a través de la concisa y arquetípica historia de un artista circense del escapismo —de ahí el título— que está perdidamente enamorado de la trapecista, pero cuya valentía bajo la carpa no encuentra igual en su timidez a la hora de decidirse a declararse a su amada. Mimbres escuetos como poco que para nada se transforman en un dechado de virtudes toda vez el relato se despliega ante nuestra mirada. Antes bien, si algo refuerzan las 90 páginas en las que se extiende —90 páginas que se leen en un suspiro…intenso, pero suspiro a fin de cuentas— es que la grandeza de ‘Escapo’ no reside en el seno de lo que se nos cuenta, sino en cómo se nos cuenta.

Y es en ese cómo donde la mirada encuentra motivos para el más absoluto, si me permitís la exacerbada apreciación, de los orgasmos visuales: las planchas del estadounidense, diseñadas para dejar epatado al lector, se despliegan ante la atónita mirada de éste con la misma fuerza que lo haría una película. Porque, sí, porque la forma en la que el dibujante narra fusiona de forma tan alucinante una y otra disciplina y tiende tanto la mano al mundo del movimiento que cuesta no pensar en sus páginas como storyboards que podrían ser filmados tal cual. Expresivas hasta decir basta, las ilustraciones que el artista va engarzando para sumirnos en un estado hipnótico se alzan, con facilidad, entre lo mejor que nos ha regalado hasta la fecha y conforman, a la postre, el más preciso escaparate del inconfundible estilo de este autor con mayúsculas que es Paul Pope.

Escapo

  • Autores: Paul Pope
  • Editorial: Norma
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 160 páginas
  • Precio: 22,80 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.