En los comics nunca pasaría

En los comics no pasaria nuncaCuriosa campaña por los derechos de los animales de la asociación alemana Bundesverband Tierschutz, que tiene como protagonistas a algunos de las mascotas más famosas de los comics. Con el lema ‘En los comics esto nunca pasaría, pero pasa a menudo en la vida real’, se presentan portadas inventadas de comics de Tintín, Asterix, Garfield y Charlie Brown pero con un toque amargo. Obviamente, la idea es concienciar sobre la crueldad que es abandonar un animal al llegar las vacaciones.

30.000 mascotas son abandonadas a su suerte o sacrificadas cada año, según la asociación, que afirma en su campaña que sentir rabia no es suficiente, que hay que denunciar estos hechos. En la siguiente galería se pueden ver estos brillantes anuncios a buen tamaño.

Galería de fotos

(Haz click en una imagen para ampliarla)

asterix.jpg
tintin.jpg
charlie.jpg
garfield.jpg

Vía | Deux Ex Machina, que lo encontró en Entrecomics
Sitio oficial | Bundesverband Tierschutz

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en