‘El último gran viaje de Olivier Duveau’: realismo mágico en viñetas

olivier.jpgMe acerqué a este volumen fuertemente atraído por su portada, pues en un principio pensé que pudiera tratarse de una obra del maravilloso ilustrador Gris Grimly. No tardé en descubrir que andaba equivocado y que la autoría de esta historia corresponde al pamplonica Jali, pero la decepción no duró porque gracias a eso descubrí las virtudes de este joven autor.

Después de leer ‘El último gran viaje de Olivier Duveau’, al momento me han llegado a la mente las historias de esa corriente literaria conocida como realismo mágico que encabezaron autores como Juan Rulfo y García Márquez. Su modus operandi se basaba en una ingeniosa amalgama de fantasía y cotidianeidad, y yo siempre he pensado que lo que estos escritores hacían era retratar el mundo que nos rodea a través de los ojos de un niño.

Y en cierto modo, eso es lo que podemos encontrar en el cómic de Jali: una historia cargada de fantasía que nace a partir de la dura realidad de su protagonista, aderezada con uno de esos amores idealizados e imposibles que han marcado al ser humano desde sus inicios como especie.

olivier2.jpg

Olivier Duveau nace en el seno de una familia muy rica, pero lo que le sobra en bienes materiales, le falta en cariño y compañía. Sus padres, siempre ausentes de la mansión familiar, lo dejan al cuidado de 100 mayordomos y 100 criadas que lo tratan con frialdad y desprecio, y nunca le dejan salir de la casa. Así, el niño, a medida que va creciendo, se ve forzado a la soledad y sólo le queda un placer en la vida: observar las estrellas que surgen en el cielo nocturno.

Una vez alcanzada la mayoría de edad despide a todos aquellos sirvientes que jamás se preocuparon por él, hecho que sumado a la muerte de sus padres, le deja vía libre para explorar el mundo que siempre le ha sido vetado. ¿Pero estará listo para hacerlo? ¿Y qué le pasará cuando descubra por primera vez la pasión por una mujer?

Las respuestas se encuentran en este volumen que bebe a partes iguales del cómic y de la narrativa ilustrada. El apartado gráfico destaca por dos razones. En primer lugar, la original composición de las páginas, que muta constantemente a lo largo de la obra. Y en segundo, el magnífico dibujo de su autor que encandilará a los fanáticos de Edward Gorey, Gris Grimly o Mark Ryden.

La trama se sustenta principalmente en las ilustraciones, ya que el autor ha preferido ser parco en palabras para dejarles todo el protagonismo. No obstante, encontramos frases llenas de encanto que dejan lugar a la reflexión, especialmente en el magnífico arranque de la obra.

olivier3.jpg

La principal pega del cómic es que algunos pasajes resultan demasiado extensos, y podrían haberse resuelto en menos páginas. Tuve esa sensación precisamente con el viaje de Olivier, cuya importancia es indudable ya que da título a la obra, pero en mi opinión carece en ciertos momentos del ritmo que caracteriza al resto de páginas.

Por último, Jali se permite un guiño cómplice con el lector para ofrecerle otro cuento corto: ‘El niño con más fuerza del mundo’. Parte de una idea divertida y muy original, aunque su brevedad impide que tenga demasiada trascendencia.

olivierreview.jpgSi aún no estáis convencidos de que el cómic español tiene autores cargados de talento y buenas ideas, dadle una oportunidad a este tomo publicado por Astiberri. Si recordáis con cariño las historias que os contaban de pequeños y queréis que esa magia vuelva ahora que habéis crecido, también. Pero ante todo, disfrutad con los exquisitos dibujos que se asoman a las páginas de este entrañable viaje.

Imágenes | Blog de Jali

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en