El Tío Gilito y el Origen de Inception

McPato vs Inception

‘Inception’, o como nos llegó a España, ‘Origen’, es una de las grandes obras que Christopher Nolan ha dejado para la posteridad. En mitad de la plaga de secuelas, precuelas y remakes que copan el 83 por ciento de la producción de Hollywood, fue un soplo de viento fresco. Ciencia ficción, con toques de acción y que, salvo momentos puntuales, respetaba la inteligencia del espectador al no darle explicaciones innecesarias.

¿Pero era una historia original? Pues no tanto, puesto que en 2002 Don Rosa ya involucró al Tío Gilito, alias Señor McPato, alias Scrooge McDuck, en una situación muy, muy similar a la que se narra en ‘Inception’. Los parecidos son tantos que uno se pregunta si el señor Nolan no debería incluir a Don Rosa en los créditos.

En el cómic ‘Dream of a Lifetime’ (El Sueño de una Vida), que se puede leer online al completo, los Golfos Apandadores prueban un método nuevo para tratar de robar la bóveda acorazada del Sr. McPato. Mientras éste duerme, tratan de sonsacarle la combinación secreta colándose en su sueño. Pero sus sobrinos, con el Pato Donald al frente, utilizan el mismo método para introducirse en su mente y tratar de evitarlo.

Las escenas de ‘Inception’ que parecen calcadas son varias, incluyendo muchos de los conceptos básicos del guión. Los Golfos utilizan una máquina diseñada para analizar los sueños de enfermos en psiquiatría, mientras que en la obra de Nolan el dispositivo tiene origen militar. El objetivo es el mismo: obtener información de la mente que la guarda.

McPato vs Inception

Pero atención, si los Golfos siguen en el sueño cuando McPato despierte, se quedarán atrapados por siempre. Es otra forma de llamar al Limbo en el que se pueden quedar atrapados durante décadas en ‘Inception’. Para los Golfos la situación en el sueño se complica, porque el subconsciente de McPato nota que hay intrusos en el sueño, así que crea a los Chicos Dalton, pistoleros que atacan a los Golfos… al igual que Saito con sus guardias de seguridad.

Durante el sueño, y sólo vamos por la página siete, el mundo comienza a evaporarse y desafía todas las leyes de la física. Cuando alguien se cae en el sueño, aunque sin llegar a morir, se despierta automáticamente. Además, los sobrinos influencian su sueño: hacen chocar dos tazas y estás llueven del cielo en su mente… casi como cuando a Dom lo introducen en la bañera.

Los sueños recurrentes sobre un amor perdido están presentes en el cómic y en la película. Y en ambos casos, los protagonistas tratan de recuperarlas concentrándose en los recuerdos que conservan.

Como puede ver cualquiera que lea el cómic, muchas de las genialidades de Christopher Nolan fueron en su día genialidades de Don Rosa. Con esto no estoy diciendo que Nolan copiara a Rosa, puesto que las serendipias ocurren y han ocurrido repetidas veces a lo largo de la historia en casos más que destacados. Pero creo que de la misma forma que hay que reivindicar las invenciones de Nikola Tesla, Don Rosa merece también su parte de reconocimiento.

Por cierto, hay una frase genial por parte de un policía, preocupado por enviar a Donald en solitario y desarmado a combatir a los Golfos en el sueño de McPato. “Tiene el poder de su mente”, le dice Ciro Peraloca. “Pues eso, desarmado”, responde el policía.

Vía | Comic Book Movie, Cómic ‘Dream of a Lifetime’ completo
En ZonaFandom | ‘Origen’ (Inception), ciencia ficción onírica imprescindible

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en