‘El síndrome del hilo enredado’ costumbrismo con ligeros toques románticos, extraño pero efectivo

El Síndrome del Hilo Enredado

El concurso manga de Norma es comidilla todos los años por la expectación que genera. Los ganadores del certamen de 2011 han sido Lolita Aldea y Miguel Gómez-Cabrero con la obra ‘El síndrome del hilo enredado‘, que han apostado por una obra con tintes románticos pero sin exageraciones, en un entorno sencillo y tan real como la vida misma, y por ello consigue enganchar a quien le guste esta temática.

La historia nos presenta a Alex, una joven librera cuyo mayor sueño es llegar a ser escritora y publicar en una editorial. Sin embargo nunca es capaz de acabar un manuscrito debido a que no consigue una buena forma de acabarlo, lo que se conoce entre los escritores como el síndrome del hilo enredado. Pero no solamente no es capaz de finalizar un libro, sino que tampoco parece saber cómo avanzar con su vida. Es entonces cuando conoce a Marc, un chico que también quiere ser escritor.

La historia no contiene grandes batallas ni romances llenos de azúcar, lo cual hace que pierda mucho atractivo en el gran público, pero para un público algo más adulto y calmado es una obra recomendable. La premisa es aceptable, pero al principio cuesta que te gusten los personajes, pero según avanzas sus personalidades se definen mucho más y consiguen agradarte. Todo ello con un ritmo acorde, sin sobresaltos, con momentos de humor y romanticismo en su justa medida para no parecer más pasteloso de lo normal, sin ninguna escena que sobre. Debo destacar destacar las páginas finales y el sermón de obsesionarse más por publicar que por hacer lo que realmente se quiere. ¿Para qué complicarnos con historias fantásticas si se sabe hacer bien una obra más cotidiana y cercana? Este tomo es una muestra de saber hacer con esta cuestión.

El dibujo tiene un toque muy peculiar que la autora ha conseguido transmitir. Su estilo con unos ojos tan marcados es bastante difícil que agrade a primera vista y a lo largo del tomo como mucho se llega a hacer soportable, pero a su favor cuenta con unos diseños variados y elaborados dentro de la temática de la obra. Las expresiones de las caras son a veces demasiado exageradas, pero por norma general están bien, aunque se nota que la autora gana muchos puntos cuando da color, como se puede apreciar en la portada del tomo.

Podemos decir que esta obra posee un estilo particular que gustará mucho a quienes quieran una historia modesta, sin pretensiones y con los pies en el suelo. El dibujo es la parte más difícil de sobrellevar, pero al final deja de ser un problema. Estamos ante una cómic que narra un día a día que contado de una forma brillante.

FICHA TÉCNICA: El síndrome del hilo enredado
  • Autores: Lolita Aldea y Miguel Gómez-Cabrero
  • Editorial: Norma
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 200
  • Precio: 7 euros
SHE

Etiquetas

Naruedyoh @naruedyoh

Amante del cómic, aunque con inclinaciones hacia los productos provenientes de Japón. Con solamente 22 años, aún me queda por aprender mucho, pero las ganas no me las quita nadie (odio parecer un hipster, pero es así). Cuando no me gusta algo, una parte en el fondo de mí hace que quiera que me guste, pues significaría que se ha hecho lo suficientemente bien. Con cómics y juegos en las estanterías desde los tres años.

Compartir este Artículo en