‘El mundo de Edena. Integral’, lisergia, religión, filosofía y GENIO

El Mundo de Edena

Lo dice la contraportada del grueso volumen y no queda más remedio que darle la razón: ‘El mundo de Edena’ es, sin lugar a dudas, la quintaesencia del tipo de tebeo con el que Jean Giraud mejor supo describir a ese alter ego suyo que fue el GRAN Moebius. Complejo, variado, fascinante, lisérgico y de abundantes reflexiones que tocan desde la religión a la metafísica, las 400 páginas que componen este integral publicado por Norma deberían ser punto de partida y lógica conclusión de cualquier viaje que se quisiera hacer a la tebeografía del maestro francés aunque ello comporte, durante muchas páginas, viajar a un imaginario de tan compleja aprehensión que uno no puede menos que asumir que sólo bajo el influjo de sustancias psicotrópicas podría llegarse a intimar con lo que aquí se pone en juego.

Aquello que una mente lúcida puede llegar a distinguir sigue a dos personajes, Stel y Atan, a lo largo de un periplo que al autor le llevó casi veinte años completar y que comienza en una nave espacial de la que ambos son únicos tripulantes, continua con la llegada a un extraño planeta desierto en el que, eventualmente, entran en contacto con una inteligencia superior que los traslada a una suerte de Edén y, a partir de ahí, se escinde en dos líneas narrativas a cada cual más alucinógena: de un lado, la que nos acerca a Atan(a) en su conversión a Diosa; del otro, la que acompaña a Stel en la incesante búsqueda de su compañero/amada, una búsqueda que lo llevará a cruzarse con toda clase de estrambóticos personajes marca de la casa con los que mantendrá ententes de esos capaces de volarle a uno la cabeza.

Ahora bien, si hay algo a lo largo de la lectura que se atañe con precisión quirúrgica a ese término anglosajón que es “mindblowing” eso es, a todas luces, el dibujo de Moebius: desarrollado como decía a lo largo de casi dos décadas, ‘El mundo de Edena’ es una ventana espectacular y única mediante la que asomarse a la evolución constante en el estilo del artista, ese que, marcado siempre por la extrema pulcritud que caracterizó sus páginas, transita entre la economía de su yo de principios de los ochenta y el minimalismo estilizado y abotargado de detalles del trazo de principios de este siglo. Haciendo posible la improbable asociación de tales conceptos gráficos, que Giraud/Moebius fue un artista irrepetible es algo que las páginas de ‘El mundo de Edena’ ponen de manifiesto hasta en el más pequeño de sus recodos. Un tomo para leer sin tratar de desentrañar hasta la última coma, para dejarse llevar por decenas de viñetas que cabría tachar de magistrales y para conocer de cerca, si no lo habían hecho ya, al MAYOR talento que haya parido el tebeo francobelga. Ahí es nada.

El mundo de Edena. Integral

  • Autores: Moebius
  • Editorial: Norma
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 400 páginas
  • Precio: 37,05 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.