‘El juicio de Sherlock Holmes’: fiel al personaje pero un tanto insípido

holmes03.jpg

Son incontables las aventuras que ha protagonizado el célebre detective británico tras la muerte de su creador, Arthur Conan Doyle. La versatilidad del personaje ha dado pie a historias de corte diferente: aventuras, misterio, humor e incluso terror. En el caso del cómic que hoy nos ocupa, ‘El juicio de Sherlock Holmes’, los autores han decidido mantenerse fieles al estilo y el espíritu de los textos originales de Doyle, con la salvedad de que esta vez es el propio Holmes el sospechoso del crimen que está investigando.

Sir Henry Samuel, asistente jubilado del comisario, recibe un anónimo en donde se le dice que morirá en su propio domicilio a las siete de la tarde. Holmes acude a su casa para velar por su seguridad, en compañía de Scotland Yard, con el inspector Lestrade a la cabeza. Poco antes de la hora señalada, Sir Samuel invita a Holmes a su dormitorio, donde se encuentra convaleciente. Entonces, poco antes de que el reloj toque las siete campanadas, se escucha un disparo en la casa. Watson, Lestrade y compañía acuden inmediatamente al cuarto de Sir Samuel, y allí lo encuentran muerto a causa de un disparo. Holmes está junto a su cama, con una pistola humeante en la mano.

Comienza así este caso que combina el misterio clásico de un crimen en una habitación cerrada, con la posible culpabilidad del detective más famoso del mundo. Un buen punto de partida para una historia que, sin embargo, va perdiendo fuelle conforme avanzan las páginas.

holmes02.jpg

Esto se debe fundamentalmente a que tras la sorpresa inicial de ver a Holmes con un arma junto al muerto, la investigación carece de la intensidad y los giros de guión que uno podría esperar. Además, el papel de Watson en la trama es meramente anecdótico, pese a ser el centro de atención en varios pasajes del cómic; y la resolución resulta demasiado apresurada en comparación con el ritmo utilizado para presentar el resto de acontecimientos.

Leah Moore (hija del celebérrimo Alan Moore) y John Reppion firman un guión que sabe captar muy bien el espíritu de las historias clásicas de Sherlock Holmes: el carácter enigmático del protagonista, la recreación de la Inglaterra victoriana, la forma de hablar de los personajes, las referencias a acontecimientos de la época (como el juicio de Oscar Wilde)… Pero se pierden en la recreación del ambiente y se olvidan de hacer una historia más intrigante y absorbente.

Por su parte, el dibujante Aaron Campbell hace un gran trabajo con el diseño de personajes, pero se muestra perezoso en el diseño de los escenarios en buena parte de la obra. ‘El juicio de Sherlock Holmes’ no deja de ser un cómic entretenidillo, pero aporta poco al personaje y la investigación no supone ese desafío intelectual que se presume en sus historias. Los fans acérrimos del personaje podrán disfrutar de él como un pequeño aperitivo, pero le faltan ingredientes para resultar interesante al resto de lectores.

Ficha Técnica: El juicio de Sherlock Holmes
  • Autores: Leah Moore, John Reppion y Aaron Campbell
  • Editorial: Panini
  • Formato: Cartoné
  • Número de páginas: 120 (Color)
  • Precio: 16.95 euros

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en