‘El hombrecito’, Chester Brown, un genio en pequeñas dosis

El hombrecito portada

2006 fue el año1995 fue el año en que La Cúpula presentó a los lectores españoles por primera vez la obra de Chester Brown. La elegida fue ‘El playboy‘, editada en dos álbumes recopilados posteriormente por Ponent Mon y a la que seguiría ‘Ed, el payaso feliz‘, una muestra brillante de lo que el autor canadiense podía desarrollar que, no obstante no podía prepararnos para el siguiente título publicado por la editorial, la magistral ‘Louis Riel‘.

Entre ambas, Astiberri nos traería su ‘Nunca me has gustado’ y, tras la biografía del líder canadiense del s.XIX, sería de nuevo La Cúpula la que editaba, el pasado 2011, la singularísima ‘Pagando por ello‘, crónica veraz y sin tapujos de los encuentros del autor con innumerables prostitutas a lo largo de los años. Y ahora, completando el acercamiento a uno de los autores canadienses más fascinantes de la actualidad (con permiso, por supuesto, del gran Seth), nos llega ‘El hombrecito‘, antología de relatos cortos (muy cortos en algunos casos) que el autor publicaba en su tierra natal a finales de los noventa recogiendo lo mejor de su producción entre 1985 y 1995.

El hombrecito interior

A lo largo de 27 relatos que van desde la página de extensión de ‘Dirk, el Jerbo‘ a las 36 que abarca la genial ‘Mostrando «Helder»asistimos al proceso de maduración de un autor que, como el mismo confiesa en las amplísimas e indispensables notas finales que acompañan al volumen, desde muy temprana edad (con tan sólo doce años) sintió la pulsión de narrar historias en formato aviñetado.

En ese proceso de afianzamiento de sus característicos modos narrativos, Brown nos lega un muestrario en el que hay cabida para gran cantidad de géneros y experimentaciones compositivas que, partiendo de esa hilarante ‘La revuelta del papel higiénico’, se adentran en no pocas ocasiones en un surrealismo cuasi incomprensible que convierte a la lectura, momentáneamente, en una simple curiosidad.

Trascendidos, no obstante, esos primeros relatos que se leen en un suspiro, Brown da pasó a los tres que conforman lo mejor que ofrece este volumen y los que, a la postre, hacen de él una lectura tan notable: ‘Helder‘, la citada ‘Mostrando a «Helder»‘ y ‘Mi madre era una esquizofrénica‘, un trío anclado en el realismo que después caracterizará a ‘Pagando por ello’ y que encuentra su máxima expresión ya en el segundo de ellos, en el que Brown disecciona como fue elaborando el primero (y en el que aparece, como «invitado especial» su amigo Seth), ya en el profundo y elocuente análisis de la esquizofrenia que aborda en las pocas pero intensa páginas que ocupa el tercero; páginas que sirven de cierre a un volumen imprescindible para conocer más a fondo a un autor fascinante.

FICHA TÉCNICA: El hombrecito
  • Autores: Chester Brown
  • Editorial: La Cúpula
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Páginas: 196
  • Precio: 16 euros
El hombrecito review

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en