El fanbook oficial de ‘Bakemono’ tendrá solamente 300 ejemplares para el XVIII Salón del Manga de Barcelona

Fanbook Bakemono

La Línea Gaijin sigue siendo un campo de pruebas de Editores de Tebeos donde investigar el mercado y ver si responde a nuevas propuestas por parte de la editorial. El fanbook oficial de ‘Bakemono’, obra de Xian Nu Studio, será una de ellas con un sistema de ventas pocas veces visto en España.

La base es hacer un producto exclusivo del XVIII Salón del Manga a la venta en únicamente el stand de Editores de Tebeos. La edición será rústica, sin sobrecubertas ni solapas con 192 páginas, y sin distribuidor de por medio se queda al irrisorio precio de 1 euro. Si queréis haceros con él, hay que ser muy rápidos, pues solamente se hará una tirada de 300 unidades, una vez acabados estos ejemplares no se volverá a hacer más ejemplares.

El fanbook tendrá historias de varios dibujantes que estarán en su gran mayoría en el recinto en stands de fanzines o por alguna editorial. Como material añadido se incluye por parte de Xian Nu los bocetos del final descartado para el tercer y último tomo de la saga, que se pondrá a la venta en el Salón. Los artistas que participan son los siguientes.

La idea de un fanbook per se no me parece mal, pues crea merchandising de la obra a la vez que sirve de promoción a otros autores, pero llama más la atención el precio y el que solamente se venda en el stand en un Salón. ¿Empezará EDT a vender este tipo de merchandising en exclusiva en salones más a menudo? El éxito o no de esta iniciativa lo decidirá

Aún así, cuesta un poco quitarse de la cabeza la similitud que tiene con los fanzines. No son pocas las autoediciones de varios autores alrededor de una temática o serie y a efectos prácticos lo único que les diferencia es que aquí están bajo el amparo de la editorial y autoras originales. ¿A vosotros qué os parece?

Vía | Gaijin Blog & Ramen Para Dos
En Zona Fandom | EDT, ¿cuál es tu camino en el manga?

Etiquetas

Naruedyoh @naruedyoh

Amante del cómic, aunque con inclinaciones hacia los productos provenientes de Japón. Con solamente 22 años, aún me queda por aprender mucho, pero las ganas no me las quita nadie (odio parecer un hipster, pero es así). Cuando no me gusta algo, una parte en el fondo de mí hace que quiera que me guste, pues significaría que se ha hecho lo suficientemente bien. Con cómics y juegos en las estanterías desde los tres años.

Compartir este Artículo en