‘El dios serpiente 1: Las lágrimas de Odín’, épica nórdica

Quizá por la influencia de la serie de The History Channel, quizá porque, qué demonios, en realidad nunca pasan de moda, en los últimos tiempos estamos teniendo vikingos hasta en la sopa. Cuidado, que no se interprete la expresión como signo de hartazgo por parte del que esto suscribe. Para nada. De hecho, si acaso pediría algo a los dioses del mundo del noveno arte es que siguieran propiciando que creadores a uno y otro lado del charco continuaran encontrando inspiración en los muy diversos acercamientos que cabe encontrar a los brutales guerreros que dominaron los mares del norte de Europa. Tan en boga están, que este mismo mes no será este primer volumen de ‘El dios serpiente’ publicado por Yermo la única ocasión en la que recalemos en ellos, y en un par de semanas volveremos a tenerlos por aquí con la segunda entrega de ‘El camino negro’.

Como quiera que no me gusta comparar —aunque a veces sea inevitable hacerlo, como veréis más abajo—, en el caso que nos ocupa, hay tanto material de referencia que, sinceramente, no sabría por donde empezar, así que voy a centrar mi atención exclusiva sobre este álbum sin recurrir a la necesidad de apuntalar mis impresiones echando mano de «se parece a tal…» o «hereda recursos de cual…». En esa tesitura, lo que ofrece ‘El dios serpiente’ convence, y convence bastante. De acuerdo en que la historia ideada por Jerôme LeGris no es un dechado de originalidad más allá de la inclusión del berseker protagonista y del punto de magia que ello aporta a la trama y que, tan sólo trayendo a la memoria el anterior trabajo del escritor que habíamos leído hace algo más de un año, se queda algo por debajo de la espléndida ‘Horacio D’Alba’, pero eso no es óbice para echar por tierra ninguno de los valores que atesora una lectura presa de un fantástico ritmo que no da descanso a un lector que observa, atónito, como las páginas se suceden ante su mirada sin que pueda hacer nada por detenerlas.

Insisto, hay varios recursos que este redactor consideraría como excesivamente obvios —o incluso forzados— pero su presencia no es más que una muy pasajera distracción que no logra alterar la notable percepción que el lector se lleva de un libro que, en cuanto a dibujo, desprende muy similares sensaciones a las que nos llevamos de la citada ‘Horacio D’Alba’ por más que éste viniera firmado de mano de Nicolas Siner y aquí tengamos a Benoît Dellac al cargo de unas planchas que cogen el sentido de la épica que ya cabe ser encontrado en lo que LeGris postula y lo eleva considerables enteros merced a una tremenda espectacularidad en el planteamiento de un conjunto que, volcado todo él a su continuación, deja con las ganas en lo más alto por saber cómo continuará la historia y qué decidirá Odín sobre el probable funesto destino que aguarda a Elrik, el trágico protagonista.

El dios serpiente 1: Las lágrimas de Odín

  • Autores: Jerôme LeGris y Benoît Dellac
  • Editorial: Yermo ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 48 páginas
  • Precio: 15,20 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.