‘El corazón de las tinieblas’, los oscuros recovecos del alma

El corazon de las tinieblas

Hace cosa de poco menos de un año, nos asomábamos por éstas mismas líneas a ‘Kongo’, una magnífica propuesta firmada por Tom Tirabosco y Christian Perrissin que, de mano de Dib-buks, nos acercaba a la fascinante figura de Joseph Conrad cuando aún era Jósef Teodor Konrad y la escritura de ‘El corazón de las tinieblas’ era sólo un espejo lejano en el que reflejar las terribles vivencias que el futuro literato viviría en el corazón del África colonial. Hoy, casi doce meses más tarde, y esta vez con Norma como responsable de la edición, a lo que nos aproximamos es a la libre adaptación que Stéphane Miquel y Loïc Godart han hecho sobre el texto que sirvió como base a Francis Ford Coppola y John Millius para poner en pie esa a ratos fascinante a ratos exasperante producción que es ‘Apocalypse Now’.

Sin tener un claro y preciso recuerdo del texto original, no puedo valorar en condiciones si esa caracterización como libre traslación del mismo se ajusta a la realidad o no. Pero si me tengo que fiar de mi instinto, os diría que las licencias de Miquel para con el relato de Conrad, de haberlas, son tan sutiles y están tan bien insertas en el hilo de la narración de la que manan que me atrevería a afirmar que sólo alguien que haya leído hace bien poco la novela, o un estudioso de la misma serían capaces, no ya de poner el dedo sobre dónde y cómo aparecen dichos cambios, sino de señalar en qué afectan a las líneas del escritor polaco hasta tal punto de pervertir lo que éste redactó allá por finales del s.XIX.

En lo gráfico, ‘El corazón de las tinieblas’ no convence tanto como sí lo hace en lo argumental: si bien la narrativa de Godart es sólida y hay páginas ante las que asombrarse por el uso de la elipsis o por cómo queda resuelto éste o aquél apunte de la historia, es el trazo del artista el que no termina de cuadrar al que ésto suscribe. Y no lo hace por mor de una pobre concreción de la figura humana que incurre en no pocos errores anatómicos de bulto —sobre todo en lo que a los rostros de los diferentes protagonistas se refiere—. Quizás en la consideración global, dicho detalle no carezca de la suficiente relevancia como para terminar arruinando la función, pero tras tantos lustros leyendo cómics, es de recibo pensar que, dependiendo del momento, uno busque la belleza plástica junto a las demás disquisiciones que conforman el todo de una lectura, ¿no?.

El corazón de las tinieblas

  • Autores: Stéphane Miquel y Loïc Godart
  • Editorial: Norma
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 104 páginas
  • Precio: 19,95 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.