‘El Castigador 8. El regreso de Barracuda’, en modo cafre

Probablemente el mayor cabronazo que haya pisado nunca una viñeta —y mira que el amigo Castle se las gasta que da gusto—, la introducción de Barracuda en el anterior volumen de esta línea de Marvel Saga dedicada al Castigador nos dejaba, ya fuera hace años cuando la leímos por primera vez, ya en la revisión que le hicimos para la reseña que publicamos allá por septiembre, atónitos: negro inmenso que sólo sabe hablar con tacos, follar y matar a quien se le ponga por delante, la particular dulzura que destilaba el personaje creado por Garth Ennis no era pasada de largo por Punisher que, en uno de sus encuentros, le cortaba los dedos de una mano y lo echaba a los tiburones.

Sobreviviendo a tan traumática experiencia es cómo encontramos a “Cuda” al comienzo de esta miniserie cuya primera página dice todo acerca de Ennis y, aún más, acerca del tono que va a insuflar al proyecto: en primer plano una prostituta limpiándose la boca, en segundo un Barracuda con cara de felicidad subiéndose la cremallera del pantalón. Tras esa splash page, lo que sigue no tiene desperdicio: un antiguo conocido de nuestro peculiar héroe le encarga que se lleve a su hijo hemofílico (sic) a que se haga un hombre matando a uno de sus principales enemigos. Como podrán imaginar no será tarea fácil.

Ennis se lo pasa bomba escribiendo unos diálogos en los que la necesidad de contención es nula. Hay tacos, actitudes salvajemente violentas a cascoporro y sexo, desnudos, drogas y sangre en cantidades variables para saciar al más pintado; todo ello aderezado del negrísimo sentido del humor que caracteriza al guionista irlandés. En el apartado gráfico volvemos a encontrarnos con Goran Parlov, cuyo parecido aquí con el patriarca de los Kubert es innegable, cumpliendo de sobra su narrativa en formato widescreen con lo que exige el guión, y superando la planificación y composición de página del artista croata a lo que los otros dibujantes de la serie regular —ya lo hemos dicho varias veces, ese Leandro Fernández— son capaces de ofrecer.

Entretenimiento que se devora en un suspiro, ‘El regreso de Barracuda’ es una de esas lecturas de transición —entre otras de mayor calado— tan necesarias como agradecidas a las que, de cuando en cuando, hay que recurrir. Cómic de evasión en estado puro, sin más pretensiones que hacer pasar un rato extremadamente divertido a aquellos que se acerquen a sus páginas. Si lo hacen, lleven consigo un pañuelo, no vaya a ser que tanta sangre termine salpicándoles; si bien tampoco sería mala idea llevar algo de lubricante, que nunca se sabe por dónde te la puede terminar metiendo el bueno de “Cuda”.

El Castigador 8. El regreso de Barracuda

  • Autores: Garth Ennis & Goran Parlov
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 128 páginas
  • Precio: 14,25 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.