‘El Castigador 6. Los esclavistas’, Ennis comprometido

Escritor todo-terreno que lo mismo te hace un ‘Predicador’ que un ‘Castigador’ que se mete en berenjenales bélicos o tira por el relato cafre post-apocalíptico que es ‘Crossed’, Garth Ennis nunca ha terminado de perder de vista en sus guiones el ramalazo de crítica socio-política que lleva impreso en el ADN de su sangre irlandesa. Buena muestra de ello es ‘Heartland’, aquella suerte de spin-off de ‘Hellblazer’ que el escritor llevó a cabo en 1997 con la inestimable ayuda de Steve Dillon y en el que, como escenario de fondo, se usaba la convulsa vida de Belfast durante la década de los noventa. Pero nada de lo que el artífice de ‘The Boys’ había ideado con anterioridad puede equipararse a la contundencia de los argumentos del que echa mano para levantar ‘Los esclavistas’, el arco argumental de ‘El Castigador’ que Panini recoge íntegro en este su sexto volumen del sello Marvel Saga dedicado al personaje de Frank Castle.

Sí, podemos encontrar en estas páginas todo el despliegue de brutalidad descarnada, amor desmedido por la violencia, la sangre y la casquería que tan bien llegó a caracterizar a esta, la mejor etapa de cuantas ha conocido el personaje a lo largo de su historia —y, probablemente, la mejor que conocerá jamás—, pero nunca todo ese desmane al que Ennis nos tiene más que acostumbrados a los que llevamos varios lustros siguiéndolo habrá estado más justificado que con este relato en el que Castle se topa de bruces con un entramado de trata de blancas y decide, no podía ser de otra manera con el bueno de Frank, deshacerlo hasta el último miembro no dejando en el intento títere con cabeza….literalmente.

La furia desatada del justiciero por excelencia de Marvel se topa con tres frentes con los que lidiar, por un lado la contundencia de la organización mafiosa proveniente de Europa del este, por el otro, las corruptelas de la policía de Nueva York que permiten que sus miembros operen con cierta libertad y en el centro las mujeres que sufren los horrendos designios de unos seres sin escrúpulos ni humanidad que hacen de ellas meras esclavas sexuales. La solidez del planteamiento de Ennis, reforzada por la sucinta efectividad de Leandro Fernández —un dibujante eso, efectivo, pero poco más— convierte a ‘Los esclavistas’ en un hito incuestionable dentro de la larga etapa del irlandés al frente del vengador de la calavera en el pecho. Uno que, a mi entender, sólo será superado por el poético y enorme final que el guionista dará a su estancia en la cabecera. Pero para eso, afortunadamente, todavía queda mucha colección por delante.

El Castigador 6. Los esclavistas

  • Autores: Garth Ennis & Leandro Fernández
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 160 páginas
  • Precio: 14,25 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector apasionado. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de adopción. Treintañero para cuarentón. ¡Ah! y escritor compulsivo tanto aquí como en Blog de cine.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario