‘Doctor Radar’, un “pulp” muy entretenido

Doctor Radar

Casi por arte de birlibirloque y sin que uno entienda muy bien las razones que llevaron a tal acontecimiento —más que nada porque, a mi entender, ya estaban haciendo un inmejorable trabajo— los responsables detrás de Ninth Comics decidían reinventarse en Spaceman Books, un nuevo sello editorial amparado en las muy amplias redes de ECC que comenzaba el pasado mes de diciembre su andadura con una terna de títulos de los que hoy os traemos este ‘Doctor Radar’, muestra clara de que Sandro Mena, el editor jefe de ambas casas (Ninth y Spaceman) sigue apostando firmemente por traer a nuestras librerías más propuestas de tebeo francobelga de esas que se escapan por entre las rendijas de las demás editoriales españolas.

Y antes de entrar en detalle acerca de lo que ‘Doctor Radar’ tiene que ofrecer, sirvan estas breves líneas como un pequeño tirón de orejas hacia la labor de rotulación de este álbum: estropeando la que es una edición impecable —porque lo es, Ninth también se caracterizó por mimar muchísimo sus productos—, y sin dudar ni un sólo momento que la elección del tipo de fuente se ajusta a lo que pudieron leer nuestros vecinos al otro lado de los Pirineos, creo no obstante que lo que la tipografía dificulta la lectura termina por jugar en contra de las sensaciones finales que podría haber instilado esta relato de misterio y aventuras de marcado talante Doylesco. Desconozco si habrá sido imposición de Glénat Francia o una decisión consciente por no apartarse del patrón del álbum original, pero que muchas viñetas más que leerlas hay que descifrarlas es una realidad que resta puntos al tebeo.

Éste, que como decía antes tiene en su espíritu de fondo a personajes como Sherlock Holmes o, tirando de ejemplos franceses, a Vidocq o Fantomas, gira en torno a la incesante persecución que la policía parisina y un detective privado —héroe de guerra en “la Grande”— someten al Doctor Radar del título, un enigmático personaje que siempre oculta su rostro disfrazado y que, recordando cómo no a Moriarty, está asesinando sin piedad a científicos muy reputados a nivel internacional. Bien construido y perfectamente asentado dentro de los patrones y mecanismos del pulp, lo que más resalta de ‘Doctor Radar’ es, sin duda alguna, el trazo expresionista y dinámico de Bézian, que parece haber sido arrancado de la segunda década del pasado siglo XX para traer a sus planchas toda la fuerza con la que el movimiento artístico caracterizó sus obras más representativas. Esperemos que, de publicarse en Francia una más que probable continuación, podamos verla aquí sin mucha dilación y, por favor, con una rotulación más adecuada.

Doctor Radar

  • Autores: Noël Simsolo & Bézian
  • Editorial: Spaceman Books
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 64 páginas
  • Precio: 18 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector apasionado. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de adopción. Treintañero para cuarentón. ¡Ah! y escritor compulsivo tanto aquí como en Blog de cine.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario