‘Doctor Extraño y Los Hechiceros Supremos Integral’, pura magia


A nadie debería cogerle por sorpresa el renovado protagonismo que tiene el mago más famoso de La Casa de las Ideas, sobre todo, teniendo en cuenta la exitosa adaptación cinematográfica con que contó el personaje hace ya un año. Ese largometraje puso de nuevo en el candelero al bueno de Stephen Strange con una cabecera que ha sido de lo más interesante de los últimos años y, por extensión, otra serie en la que comparte protagonismo con otros “colegas” conocedores de las artes mágicas. Panini, que siempre está pendiente de este tipo de jugadas editoriales, ha movido ficha y nos trae un esplendido volumen integral en el que se recoge en su totalidad esta segunda cabecera. ‘100% Marvel Doctor Extraño y los Hechiceros Supremos’ promete una lectura más que entretenida, a pesar de un planteamiento inicial que puede resultarnos algo manido pero que, una vez que la acción empieza a desarrollarse, la cosa va mejorando a cada página que pasamos.

¿Manido? Un poco, ¿o cómo llamarían a esto? Un peligro de grandes proporciones se acerca a la Tierra y amenaza con destruir todo lo conocido por el hombre y solo un grupo de héroes podrá hacerle frente. ¿Preparados para el giro que lo cambia todo? Parece que esta amenaza, conocida como El Olvidado, amenaza una realidad distinta a la nuestra, en concreto a la del Mago Merlín (sí, ya saben, Rey Arturo, Excalibur), y es en este momento en el que decide reunir a su grupo de Hechiceros Supremos, cada uno perteneciente a una época distinta, para hacer frente a ese enemigo que, desde su primera aparición, ya se nos muestra como un “malo” bastante atípico. Pasado, presente y futuro se dan la mano en cuanto a la alineación mágica se refiere, gente como, por supuesto, Stephen Extraño, Sir Isaac Newton (Jonathan Hickman ya “jugó” con él en su ‘SHIELD’), Wiccan, Yao, el Anciano, Nina, Conmente o Kushala.

Y todo esto lo orquesta un señor cuyo nombre suena cada vez con más insistencia en todas las editoriales americanas, un guionista que sin hacer demasiado ruido sigue entregando guiones tras guiones que dejan muy buen sabor de boca. Robbie Thompson ha dejado su huella, mayormente, en colecciones de Spiderman (Venom, Spidey, Silk o Web Warriors) y siempre ha salido bastante bien parado de la contienda, era algo lógico y normal que le otorgará otros personajes para calibrar su potencial. Su manejo de las situaciones es bastante bueno a la hora de alternar la trama principal con historias paralelas que aportan trasfondo de algunos de los personajes. Y no terminamos aquí con las buenas noticias, ya que el encargado de ilustrar estas mágicas aventuras es un Javier Rodríguez que se muestra en un estado de forma envidiable. Las páginas firmadas por el de Oviedo están llenas de dinamismo, un estilo que visualmente cautiva desde la primera viñeta y que dota de personalidad propia a cada uno de los personajes, marcándose unos diseños a cada cual más atractivo. Sería injusto pasar por alto el trabajo de Álvaro López (entintador de Rodríguez) y el color que aporta Jordie Bellaire, impresionante. Toda una sorpresa la que nos hemos llevado con este volumen, una de esas series “menores” que Marvel suele publicar a remolque de un estreno cinematográfico, pero que esta vez no le haría falta ese punto extra de publicidad.
[Grade — 9.00]

Doctor Extraño y Los Hechiceros Supremos Integral

  • Autores: V.V.A.A.
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 288
  • Precio: 25.00 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro.
Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario