‘DMZ. Libro uno’, una distopía muy plausible

Cualidad atribuible a cualquiera de los títulos de “ciencia-ficción” que Brian Wood ha ido publicando en los últimos años —entrecomillada puesto que no siempre es ciencia-ficción lo que uno encuentra en sus cómics, y éste que hoy nos ocupa es un buen ejemplo—, e incluso a aquellos que, sin tocar el género, han servido al guionista para viajar a la Europa medieval u ofrecer su particular visión de los mutantes, es la plausibilidad la que quizás mejor define la trayectoria del estadounidense y la que, en primera instancia, pudimos encontrar en los sesenta números que conforman ‘DMZ’; primer y acaso más brillante vehículo del talento del escritor para construir situaciones futuras en las que, cargando las tintas en el realismo, se llevan a cabo hondas reflexiones hacia parámetros socio-políticos de rabiosa actualidad. Algo que, en definitiva, es lo que siempre ha buscado hacer la (buena) ciencia-ficción en todos sus ámbitos, ya sean éstos los originales literarios o los posteriores cinematográficos: echar mano de situaciones del hoy, que extrapoladas al mañana, muevan al público a recapacitar sobre lo que quiera que sea que se está exponiendo en el título en cuestión.

En el caso concreto de ‘DMZ’, que ECC comenzaba a recopilar el pasado mes de diciembre en cinco volúmenes llamados desde su concepción a ser tachados como imprescindibles, la mirada crítica de Brian Wood se vierte por completo sobre el establishment yanqui, sobre la honda herida que causó en la conciencia del país aquél aciago día de septiembre de 2001 que vio cómo caían dos de sus emblemas más reconocibles y, desde la distancia —tengamos en cuenta que los números aquí recogidos se publicaron por primera vez entre 2006 y 2007— sobre muchos de los aspectos hacia los que, hace ya una década, parecía dirigirse inexorable la sociedad del país del dólar. Resulta de hecho muy significativo y paradigmático de la capacidad analítica de Wood, el que la realidad que se nos dibuja en ‘DMZ’ y que nos acerca a un futuro en el que Estados Unidos yace escindida por la mitad gracias a una suerte de Guerra Civil entre el poder fáctico y el pueblo, se sienta tan REAL —valga la redundancia— como la vida misma, y que los personajes, las acciones y motivaciones de éstos y el marco de fondo en el que se desarrollan, no parezcan una ficción cualquiera.

Fundamental en esta construcción hiperrealista de un futuro que bien podría estar a la vuelta de la esquina si Trump continua haciendo amigos dentro y fuera de sus fronteras —no es ser agorero, pero dan mucho miedo los pulsos que en las últimas semanas le ha echado el caricaturesco presidente a ciertos países del próximo y lejano oriente—, son elementos fundamentales tanto la descripción textual y gráfica que Wood y Riccardo Burchielli hacen de la Nueva York arrasada y derruida que es escenario único de la acción, convirtiendo a la Gran Manzana en una suerte de reflejo muy maltratado de aquella que viéramos en ese clásico de la ciencia-ficción del séptimo arte que es ‘Cuando el destino nos alcance’ (‘Soylent Green’, Richard Fleischer, 1973), como lo que ambos logran a la hora de hacer tridimensionales a Matty Roth, Zee y el extenso reparto de secundarios. La fusión de ambos extremos, y esa concreción en pequeños arcos argumentales que tanto gusta al escritor y que le hemos podido ver en toda su obra posterior, trazan una lectura apasionante, que absorbe e hipnotiza, que mueve a la deliberación y que, desde su carácter especulativo, es mucho más atemorizante que mucha de la realidad que nos llega día a día a través de las noticias.

DMZ. Libro uno

  • Autores: Brian Wood & Riccardo Burchielli
  • Editorial: ECC
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 304 páginas
  • Precio: 28,03 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.