‘Desolación Jones’, tranquilos que no es otro James Bond cualquiera


Visto ahora, años después de su momento álgido, el catálogo del subsello de DC/Image, Wildstorm, estaba bastante abarrotado de referencias interesantes y de gran “molonidad”. No eran pocos los autores que daban rienda suelta a su imaginación y facturaban historias que se alejaban un poco del camino dictado por el mainstream superheroico. Una cosa sí estaba bien clara, el resultado final de la obra en cuestión dependería bastante de los nombres implicados en el relato. Es aquí donde entra el insigne Warren Ellis, guionista que ha tocado todos los palos a lo largo de su carrera y que, cada vez que vemos su nombre impreso en la portada de un comic, corremos ciegamente para hacernos rápidamente con él. El volumen que hoy nos toca reseñar no iba a ser distinto, una miniserie de seis números que ECC Ediciones ha tenido a bien recopilar en un riquísimo tomo de tapa dura con el que disfrutaremos de un buen rato de lectura.

Desolación Jones’ llegaba a las estanterías para repartir estopa donde más duele, para reclamar el sitio de un género que parecía reñido con los buenos resultados editoriales. Y sí, el culpable no es otro que Ellis, el mismo que ha dejado su impronta en títulos como “Planetary”, “Transmetropolitan”, “Authority”, “Global Frequency” o “Hellblazer”, todos ellos de temática bastante variada pero con un nexo en común: el carácter canalla y socarrón de sus personajes. El de Essex nos presenta aquí un relato con su personal argumento y estilo, un espía del MI6, Jones, tendrá como misión recuperar las cintas porno de Adolf Hitler, un encargo de un multimillonario. Ese es el motor de la historia que se saca de la manga Ellis, un guión donde no faltan personajes de lo más peculiares que han formado parte del Proyecto Desolación. Todo tendrá lugar en Los Ángeles, algo cambiado a lo que estamos acostumbrados, un emplazamiento donde las sorpresas se irán sucediendo una detrás de otra para regocijo del lector.

Sí, Ellis se encuentra en su salsa, aquí vamos a encontrar todos los elementos que hacen grandes a sus obras por lo que el humor negro y las situaciones imposibles están más que aseguradas. Pero no terminan ahí las buenas noticias ya que el encargado de ilustrar el guión no es otro que J.H. Williams III, un dibujante que ha ido depurando su estilo hasta convertirse en uno de los nombres más importantes de la industria (para el que no se lo crea quizás debería echarle un vistazo a su Sandman Overtura). Todos recordamos su buen hacer al frente de Promethea junto a Alan Moore, algo que se vuelve a repetir aquí, con unas composiciones de página que quitan el hipo, haciendo con nosotros lo que le da la gana, visualmente hablando, y dejando bien claro que lo suyo no es flor de un día. Un primer arco argumental que, lamentablemente, se queda ahí aunque del segundo fueron publicados un par de números, Ellis ha manifestado que la serie no volverá. Una pena si atendemos a la calidad de este “Made in England”, un tebeo que nos deja con ganas de saber más de este espía, de este tipo duro al que seguro que echaremos de menos.
[Grade — 9.00]

Desolación Jones

  • Autores: Warren Ellis y J.H.Williams III
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 208
  • Precio: 20,50 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.